Ciudad de México

Zona MACO se reencuentra físicamente como una comunidad más sólida

#CDMX
La feria de arte contemporáneo más importante de Latinoamérica Zona MACO, regresó este miércoles a su usual sede en la Ciudad de México con aprendizajes imborrables resultado de la pandemia.

 

 

EFE

La feria de arte contemporáneo más importante de Latinoamérica Zona MACO, regresó este miércoles a su usual sede en la Ciudad de México con aprendizajes imborrables resultado de la pandemia, no solamente en el los procesos de los artistas sino también en las dinámicas existentes entre los galeristas.

“Ha habido algo en esa idea de volver al encuentro que es lo que ha definido esta visión y de entender esta esencia de la feria, que es precisamente ese encuentro entre la obra, los artistas, el público y los galeristas”, aseguró el director artístico del evento, Juan Canela en entrevista con Efe.

Algo que caracteriza esta exposición, además de los espacios amplios que invadirán el Centro Citibanamex hasta el 13 de febrero, es la unión de diversas galerías que han generado un diálogo entre los artistas que promueven.

“Ha quedado de manifiesto la importancia de la colaboración y de ese sentido de comunidad y algo que hemos fomentado desde la feria es que varias galerías compartieran ‘stands'”, cuenta Canela.

Un ejemplo de esta colaboración es el trabajo que llevó a cabo la galería estadounidense RoFa Projects, encabezado por Gabriela Rosso, en conjunto con Pabellon 4 Arte Contemporáneo de Argentina y Galería Quetzalli de México, que forman parte de la sección MACO Sur.

Asimismo, las galerías Hilario Galguera y Patricia Conde, unieron esfuerzos para presentar la obra de diversos artistas, entre los que destaca la fotógrafa mexicana Flor Garduño, quien expone su fotografía “Vanitas” realizada en el 2019, inspirada en el misterio de la desaparición del pintor español Francisco de Goya.

“Soy una fotógrafa que me nutro de la pintura y del cine, para mí es muy satisfactorio venir a ver las nuevas tendencias, las cosas nuevas de los artistas que me interesan, es como una fuente de inspiración y de alimentación”, dijo Garduño quien se considera optimista ante el regreso de la feria.

POSITIVO REENCUENTRO.

Para José Kuri, uno de los directores de la prestigiosa galería mexicana Kurimanzutto junto a Mónica Manzutto, el regreso de la feria ha sucedido con mayor ímpetu que otros años debido a la pausa involuntaria que supuso el 2021 para la feria.

“Después de estar tanto tiempo en pausa ahora intentamos mostrar los más artistas posibles del programa y cosas que estuvimos haciendo el año pasado año y medio”, menciona Kuri.

Entre los artistas que se pueden ver en su espacio, se encuentra desde talento joven como Jou Morales y hasta consagrados como Gabriel Orozco.

Además, considera que fue imposible alejarse de los discursos en torno a la pandemia porque el arte “es reflejo de su tiempo”, y una muestra de ello es el trabajo de Damián Ortega.

El escenario pintaba bien desde el inicio puesto que a tan solo 20 minutos de que la feria abriera sus puertas exclusivamente a coleccionistas, la Art of the World Gallery de Houston, Texas realizó su primera venta: una acuarela de Fernando Botero, según narró uno de sus representantes Mauricio Sompogna.

“Traemos la obra más importante que Fernando Botero ha hecho en la vida (valuada en más de 18 millones de dólares), son cuatro paneles con 11 personajes, fue terminada en 1998, pero también tenemos una obra de Chagall, Wifredo Lam o Gustavo Vélez”, dijo Sompogna.

MIRADAS FEMENINAS

Otra cuestiones que son abordadas en la feria es la lucha de visibilización de mujeres en el arte, así como discursos que buscan generar un cambio en la violenta realidad que enfrentan a causa del machismo.

La unión de las galerías en las que participa Rosso, por ejemplo, enfocó su propuesta con una experiencia museística que narra el desarrollo de la violencia estructural hacia la mujer desde la conquista española.

“Buscamos rescatar los elementos que el arte te permite para dar una voz y no solamente manejar el elemento estético sino ver el arte como una herramienta social y de cambio”, dijo Rosso.

Finalmente, la galería española Llamazares presentó la obra de las artistas Cecilia Paredes, de Perú, y Marina Vargas, de Madrid, con la intención de seguir abriendo espacios a artistas mujeres.

“Las mujeres galeristas tenemos más visibilidad y suerte que las artistas mujeres, eso es lo que trabajamos nosotros. Se ven más galerías dirigidas por mujeres que son propietarias y que además funcionan, pero la visibilidad de las mujeres artistas hay que seguirla trabajando”, aseguró la directora Diana Llamazares.