Nacional

Un migrante guatemalteco de 13 años fallecido en México quería aprender inglés

#Nacional
Los restos mortales de Wilson Ramos, un migrante guatemalteco fueron enterrados este viernes en un poblado en el noroeste del país, tras perder la vida el pasado 9 de diciembre en un accidente de tránsito.

 

 

EFE

Los restos mortales de Wilson Ramos, un migrante guatemalteco de 13 años, fueron enterrados este viernes en un poblado en el noroeste del país, tras perder la vida el pasado 9 de diciembre en un accidente de tránsito en México donde murieron otras 55 personas.

“Se fue porque quería estudiar y aprender muchos idiomas. Soñaba con hablar inglés”, contó a Efe la hermana de Wilson, Karina Ramos, en el departamento de Quiché, unos 250 kilómetros al noroeste de la Ciudad de Guatemala.

El cuerpo de Ramos y de otros 19 guatemaltecos fue repatriado el jueves procedente de México, y este mismo viernes la familia sepultó sus restos en la aldea El Boquerón, del municipio de Joyabaj, en Quiché.

“No te vayas a ir, ¿para qué te vas a ir?”, le insistieron sus familiares a Ramos antes de su partida en diciembre, según el relato de su hermana, de 20 años, sin que pudieran evitar el viaje.

La hermana del adolescente, que el 1 de enero habría cumplido 14 años, detalló que en Estados Unidos estaban esperando varios familiares a Wilson.

“Ya nos cansamos de la tristeza. Hasta queremos llorar pero ya no nos salen las lágrimas. Lo vamos a superar pero nos vamos a tardar”, contó Ramos.

OTRAS DOS DESPEDIDAS

Además del adolescente, otros dos migrantes fallecidos en el accidente en el sureste de México fueron sepultados este viernes en la aldea El Boquerón de Quiché: Alicia Huarcas, de 16 años, y Pedro Ximún, de 33.

El accidente se produjo en una carretera del estado de Chiapas, en el sureste de México, cuando un tráiler que transportaba migrantes impactó contra el muro de un puente peatonal, debido presuntamente a que el conductor perdió el control por viajar a exceso de velocidad.

En total han sido repatriados desde México los cuerpos de 38 guatemaltecos fallecidos en el accidente, contando los de este jueves.

Las autoridades mexicanas confirmaron 56 muertes por la colisión y casi 120 heridos, en su mayoría guatemaltecos, aunque también de El Salvador y República Dominicana.

Los más de 150 migrantes que se transportaban en el camión tenían como objetivo cruzar México para llegar a Estados Unidos, en busca de mejores condiciones de vida.

Cada año más de 500.000 personas de Guatemala, El Salvador y Honduras toman precisamente la misma decisión de emigrar a EEUU de manera irregular para alejarse de la violencia y la pobreza que azotan la región, de acuerdo a cálculos oficiales y de expertos en el tema.