Internacional

Buscarán confiscar activos de Irán para compensar a las familias del vuelo 752

#Internacional
Los abogados canadienses de las familias de seis víctimas del vuelo 752 de Ukraine International Airlines (UIA), que fue derribado en 2020 por Irán.

 

 

EFE

Los abogados canadienses de las familias de seis víctimas del vuelo 752 de Ukraine International Airlines (UIA), que fue derribado en 2020 por Irán, advirtieron este martes que buscarán confiscar activos del país persa para pagar más de 84 millones de dólares en indemnización a sus clientes.

El lunes, un tribunal canadiense dictaminó que las seis familias afectadas reciban de Irán una indemnización de 107 millones de dólares canadienses (84,21 millones de dólares estadounidenses) por el derribo del avión, que causó la muerte de sus 176 ocupantes.

El abogado Mark Arnold, que representa a las seis familias de víctimas, declaró este martes durante una rueda de prensa que aunque no discutiría la estrategia para cobrar la indemnización impuesta por el tribunal canadiense, está en consultas con “individuos” por todo el mundo para confiscar activos iraníes.

“Sabemos dónde hay activos iraníes, sabemos dónde están en Canadá e internacionalmente”, dijo Arnold.

El abogado añadió que su bufete va a hacerse con los activos de la República Islámica de Irán y que van a hacer efectiva la indemnización impuesta por el juez canadiense.

Arnold añadió que “este no es un caso monetario sino un caso de justicia” antes de que la conferencia de prensa, realizada a través de Zoom, fuese objeto de un ataque informático que obligó al abogado a suspender la comparecencia ante los medios de comunicación.

En el vuelo 752 de UIA viajaban 55 canadienses y 30 residentes permanentes de Canadá, además de ciudadanos de Irán, Ucrania, Suecia, Afganistán, Alemania y el Reino Unido.

En mayo de 2021, el mismo tribunal canadiense ya dictaminó que la Guardia Revolucionaria de Irán derribó de forma intencionada el avión de UIA poco después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán el 8 de enero de 2020.

Tras la sentencia en mayo de 2021, el llamado Grupo Internacional de Coordinación y Respuesta para las familias de las víctimas del vuelo 752, creado por Canadá y del que también forman parte Ucrania, Suecia y el Reino Unido, exigió a Irán que iniciara negociaciones para el pago de compensaciones a las familias de los fallecidos.