Nacional

México pierde al año 526 millones de dólares por embarazo temprano, dice ONU

#Nacional
El UNFPA informó este jueves de que, de acuerdo con sus estimaciones, el Gobierno mexicano deja de recaudar anualmente 11.265 millones de pesos a causa de los embarazos adolescentes.

 

 

EFE

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) informó este jueves de que, de acuerdo con sus estimaciones, el Gobierno mexicano deja de recaudar anualmente 11.265 millones de pesos (unos 526 millones de dólares) a causa de los embarazos adolescentes.

“En términos económicos el embarazo adolescente tiene un impacto muy grande en el país, pues el Estado deja de recaudar anualmente 11.265 millones de pesos (unos 526 millones de dólares), lo que representa el 0,27 % del PIB del país”, dijo Iván Castellanos, oficial Nacional de Programas en Población, Desarrollo y Juventud de UNFPA.

El experto recordó, en conferencia de prensa, que el embarazo adolescente es una problemática regional, pues el 15 % de todos los registrados en América Latina y el Caribe se producen en menores de 20 años.

Precisó que en México, ocurren alrededor de 390.000 embarazos adolescentes cada año y más de 10.000 se dan en menores de 15 años.

Afirmó que esto genera un impacto en cinco dimensiones, pues cuando las adolescentes viven un embarazo, tienen ingresos 35 % menores que las mujeres que postergan su maternidad, mientras que solo 6,68 % de las madres adolescentes alcanzan estudios de posgrado.

Asimismo, precisó que la deserción escolar y el rezago educativo representan un costo estimado de casi 1.500 millones de dólares

“En resumen, quienes han sido madres en la adolescencia tienen un logro educativo menor, perciben ingresos inferiores, tienen trabajos más precarios y presentan mayores niveles de desempleo”, lamentó Castellanos.

Carlos Andrés Lejtik, gerente médico de salud femenina de Pfizer México, precisó que en la última década se ha percibido una disminución en el inicio de la vida sexual, pues mientras en 2011 se iniciaba en promedio a los 18 años, ahora los jóvenes empiezan a tener relaciones sexuales a los 17 y solo 15 % utilizan un método anticonceptivo en su primera vez.

Detalló que existen muchos riesgos en el embarazo adolescente como el riesgo de morir si se tiene un embarazo antes de los 20 años “y en el caso de menores de 15 años el riesgo se quintuplica”.

Además de que se lleva un control inadecuado, riesgo de abortos, de gestación incompleta y depresión posparto.

Ante este contexto, Mexfam, en conjunto con UNFPA, Pfizer y otras asociaciones presentaron una plataforma digital que busca informar, orientar y reducir el embarazo adolescente.

Jessica Carranza, directora general de Mexfam, detalló que esta herramienta llamada Orientasex, está dirigida a adolescentes y jóvenes de entre 12 y 24 años y consiste en una línea directa operada por consejeros profesionales.

“La idea es brindar información, orientación médica sobre cualquier temática relacionada con la salud sexual y reproductiva y para temáticas de violencia de género, facilitando la canalización para recibir apoyo”, puntualizó.