Internacional

El Gobierno brasileño rechaza cualquier restricción a extranjeros por la pandemia

#Internacional
Gilson Machado, dijo este jueves que el Gobierno de Brasil rechaza cualquier restricción a la entrada de turistas extranjeros pese a la pandemia de la covid-19.

 

 

EFE

El ministro brasileño de Turismo, Gilson Machado, dijo este jueves que el Gobierno de Brasil rechaza cualquier restricción a la entrada de turistas extranjeros pese a la pandemia de la covid-19, pero que acatará lo que las autoridades sanitarias decidan sobre la exigencia del certificado de vacunación.

Machado dijo igualmente que el Gobierno federal defiende la inmediata reactivación del turismo y de los eventos turísticos, como el carnaval, pero que está de manos atadas si los diferentes gobiernos regionales o municipales deciden cancelar sus fiestas carnavalescas, como lo han anunciado ya unas 60 ciudades.

“El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro no trabaja con ningún tipo de restricción a las libertades individuales, principalmente a los propios brasileños dentro de Brasil”, afirmó el ministro en una rueda de prensa virtual a corresponsales extranjeros en el país, entre los cuales la agencia Efe.

Al ser interrogado sobre si el Gobierno le exigirá certificado de vacunación a los turistas extranjeros que quieran ingresar al país, el ministro aclaró que Bolsonaro es contrario a las restricciones pero que escuchará lo que tenga a decir la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador).

“La orientación del presidente es que se escuche a la Anvisa, pero la decisión final será de los gobernadores o de los alcaldes. Ellos pueden imponer esas restricciones incluso contra la voluntad del Gobierno federal”, afirmó.

Los gobiernos regionales y municipales que desean autorizar las fiestas de carnaval en febrero próximo, entre los cuales Río de Janeiro, quieren que Anvisa imponga la exigencia del certificado de vacunación a los turistas extranjeros, como una medida para impedir una nueva ola de la pandemia de la covid en el país.

Los técnicos de Anvisa han recomendado que el certificado de vacunación sea exigido tanto en las fronteras terrestres como en los aeropuertos internacionales, pero la dirección de la Agencia no ha tomado una decisión y sufre presiones del Gobierno de Bolsonaro.

BOLSONARO PIDE APERTURA DE FRONTERAS SIN RESTRICCIONES

El líder de la negacionista ultraderechista brasileña, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, ha pedido a Anvisa que autorice la apertura de las fronteras terrestres, cerradas desde el año pasado por causa de la pandemia, y que retire las restricciones a los extranjeros en los aeropuertos.

El jefe de Estado alega que la flexibilización es necesaria para reactivar el turismo, uno de los sectores más castigados por las medidas restrictivas impuestas para frenar la pandemia.

Brasil es el segundo país con más víctimas por covid en el mundo, con 613.000 muertes, y el tercero con más contagios, con 22 millones, pero el avance de la campaña de vacunación hizo con que los números de óbitos e infecciones cayeran a los niveles de mayo del año pasado, cuando la pandemia estaba en sus primeras semanas.

Gobernadores y alcaldes quieren liberar el carnaval pero temen que la aglomeración generada por las fiestas y la llegada de turistas en los que la pandemia sigue sin control pueda provocar una nueva ola en el país o introducir nuevas mutaciones.

Machado rechazó incluso la decisión de Anvisa que exige que los turistas extranjeros que quieran ingresar a Brasil presenten resultado negativo para el examen de diagnóstico de covid por PCR.

“Esa exigencia del PCR es una barrera muy grande para el turismo en Brasil. Si un visitante tiene que pagar un alto costo por el examen que se le exige para entrar al país y tiene que volver a hacerlo cuanto quiera regresar a su país terminará pagando casi el mismo precio que el pasaje”, afirmó.

El ministro alegó que, pese a rechazar las restricciones, el Gobierno no puede impedir que estados y municipios las impongan debido a que la Corte Suprema determinó que las medidas sanitarias para enfrentar la covid son de responsabilidad de gobiernos regionales y municipales.

“El carnaval dependerá de la voluntad de cada gobernador o de cada alcalde, pero me gustaría saber cuál será el argumento de los que quieren liberar el carnaval pero aún tienen cerradas las iglesias”, agregó.

Al menos 60 ciudades de los estados de Sao Paulo, Minas Gerais y Paraíba ya anunciaron la cancelación de las fiestas, pero Río de Janeiro, Salvador y Recife, que ofrecen los carnavales más famosos y multitudinarios, las confirmaron.