Sexualidad

DESEOS INSANOS

#Sexualidad
Eres la tormenta que disipa mi quietud desatas
con fuerza los vientos más apasionados,
un torrente de caricias y besos,
mitigar el fuego de tu piel es mi deleite y placer.
-Anah García.

 

 

Luna Azul
luna.azul@inperfecto.com.mx

 

Como enemigos saciamos estos deseos insanos, un beso al calor del amor enciende a magnitud la pasión, a puerta cerrada un torbellino arrasa con todo pudor, sin decir nada clamamos excitación entre cuatro paredes de una habitación.

 

ENEMIGOS

¡Calla! No digas nada
nos observan, cierra la puerta,
ven escucha atento.

Olvidemos al mundo un momento
esta noche provocaré la experiencia de tu piel,
la intimidad de la respiración
desvanece el fuego sales compartiendo.

Mi querido enemigo.
Enséñame lo prohibido
rebasa mi timidez es fuego
encendido cuando estoy contigo,
calma mi ser el volcán de mi vientre,
siente, verás que no miente.

¡Calla!
Necesitamos poner una trampa.
Ahora soy mujer
mi piel te hará cosas ricas,
olvida que soy dama, eso no tiene
significado en la cama.

No diré cosas racionales
tu naturaleza es como mi domador,
sentirás purificar mi pasión, ese cosquilleo
que atraviesa mis deseos.

Hoy, eres el néctar que a mi piel alimenta.
Mi terrible enemigo está noche irracional
solo vamos a gozar,
de la exquisita intimidad que nos hizo enfrentar.

Bésame
provoca mis labios que están intensos
esperando tu crecimiento,
en lo profundo, conjugando sudando.

Amado mío
droga prohibida de sexo de mujer,
está noche serás el dueño de mi piel,
¡Calla! No digas nada, mi piel habla.

Se aferra a la tuya
gota a gota llegando a la gloria,
con esa pasión que desbordada en tu boca
disfrutemos una y otra vez.

Está llegando el amanecer
enemigos es nuestro papel,
el más exquisito sabor
lo conocí ese día… Cuando en tu piel subía.

Y bajaba hasta llegar a las galaxias.
Derriba el fuego
vence con caricias ardientes,
el sentimiento de los días sin verte
¡Vamos, no harás daño!

No preguntes disfruta
besa lo profundo te llevarás el triunfo,
después tengo una emboscada
bajaré, despacio ahí en tu lugar sagrado.

Pondré mi nombre otra vez…
Una flecha incierta mi dulce enemigo.
Por si un día…
Decido regresar.

Elenita Arteaga
Noviembre 19/21
Autora
Alma de poeta
México
D.R.A.

 

A UN BESO DE ESTE CALOR

Gritaría.
Pero te veo entregado a los brazos de Morfeo,
y no sé cómo decirte,
sí con un beso o una suave caricia.

¡Que aún dormido! Despiertas mi piel
con el murmullo de tu respiración.

Te quiero aquí en mis labios,
como el fuego necesita al oxígeno,
como la arena tiembla al ser coqueteada por la ola.

¡Gritaría ahora mismo!
Para confesarte que no pude evitar la tentación,
de levantar las sábanas que te cubrían y que hice
un recorrido por cada región de tu geografía.

Qué bello precipicio el de tu boca,
el único lugar que aun dormido no me da miedo saltar,
aunque no me puedas sostener.

¡Gritaría! Si gritaría.
Que tengo tu olor en mi mente inquietud
en mi respiración, pero mejor no te despierto,
quédate así tan cerca a un beso de este calor.

Sueños Para Vivir.
Perú.
D.R.A.

 

MIS ANSIAS INSANAS

Hoy he sentido las ganas
de saciarme de un hombre como tú,
que me deshaga con la mirada,
y me desnude a ojos cerrados.

Quiero probar a cuenta gota,
mi deseo carnal sobre tus entrañas,
bailar ante tus ojos y sentirme mujer
sobre tu piel mojada.

Quiero deleitarme del placer carnal,
que me ofrece tu virilidad,
ser tu esclava y manifestarme
en total complicidad con mi otro ser.

Quiero alimentar mis antojos
probarte y saborearte hasta llegar al clímax
del éxtasis de nuestros cuerpos
amándose sin frenos.

¿Podrías tú, ser el dueño de esta noche?
¿Podría yo ser quien te provoque?
¿Podrías tú convertirte en mi dolor gratificante?

Podría yo conquistar tu ígnea mirada,
ahogarte en gemidos mientras sació de ti,
mis ansias insanas por escucharte suspirar
y sollozar en el momento exacto de mi perversa obsesión.

Quiero probar el sabor del placer
sin recelo, sin pudor y sin medida,
sin contrato, y sin codicia
con mi ruin afán de ser tu delicia.

Sin ninguna duda me entregaría
a esta pasión desenfrenada,
caería de rodillas aprisionada a tus ganas,
siendo una total esclava.

Porque aquí no hay amor,
solo el sudor de esta pasión
que me quema
y me desata las ganas.

Aquí no hay recuerdos,
solo un instante para sentir…
Y entregarme, una y otra vez,
con locura intensa y descontrolada.

Ana Carolina Garcia ©
México
D.R.A.

 

#InPerfecto