Sexualidad

EL CALOR DE UN CUERPO

#Sexualidad
Transítame la piel, con tu lengua húmeda,
habita las veredas de mi boca, con tus dedos
de sal y miel, recorre mis orillas, desnúdame
las ganas, que me queman en las manos,
el alma y el pensamiento.
Rakell Barrionuevo.

 

 

Luna Azul
luna.azul@inperfecto.com.mx

 

Al calor de un cuerpo, el fuego eterno se aviva en dos almas que al hacer el amor son vida, pasión al compás de una rítmica canción, deliciosa condena de sensaciones, seducción constante en las caricias como aquellas noches de Luna y brisa.

 

SABES

Eres mi más deliciosa condena cada vez que
llega la luna llena.
Nuestros cuerpos arden en el frío de la noche
acariciando cada espacio entre la oscuridad
y la niebla, el elixir empieza a fluir…

Te beso, te siento y entre caricias te invito a tocar
el firmamento en dónde cada perverso pensamiento,
lo disfrutamos cada vez que nos
entregamos.

Soy luna llena de pasión que se entrega sin condición,
tan solo con la seducción de las miradas lujuriosas
y tus manos deseosas.

Entras en mí, te deslizas en todos mis espacios
empiezo a gemir y volver a vivir.
Siento tu hombría haciendo acordes en mi cuerpo
de guitarra.

Mis caderas y las tuyas en ardientes movimientos hacen
querer repetir el momento, viajas en mí y
yo en ti es este dulce pecado de tenerte siempre
a mí lado…

Sabes…

Anddrea Enciso Ruiz
Gitana Amante y Luna
Colombia
D.R.A.
2021.

 

SENSACIONES

Sensaciones que estaban dormidas en la piel,
hoy… Soy oleaje hirviendo entre el cielo y el mar
entre destellos de caricias voy a reposar,
y, entre el sabor de tus besos voy a navegar.

Vigoroso guerrero de placer
alerta mis emociones atrevidas,
lanzaré mis encantos en tu piel.

Mi alma estaba rota… Hoy soy una diosa del destino,
en tu camino; Desnúdame bajo la luz de la vela
donde seré saciedad y humedad a la espera.

¡Ven… Invítame a naufragar!
Sólo te quiero gozar.

Mujer de papel.
México. 2021.
D.R.A.

 

NO LES CUENTES

No les cuentes que anoche fui tuya,
que esperamos que todos se fueran.
Y cuando no hubo nadie
la pasión se apoderó de nosotros.

No les cuentes que mordías mis labios,
y nuestras lenguas se jugaban.
Cómo rompían mis ropas,
Y tu boca comía cada centímetro de mi piel.

No les cuentes cómo te devoraste mis pezones,
y mis gemidos se oían en toda la habitación.
De cómo hicimos buen uso de cada superficie de la casa.

No les cuentes amor,
que eres dueño de mi fuego,
que te bebes mi humedad.
Que cabalgo sobre ti.

No les cuentes amor,
que cada noche, cuando nadie esta.
Soy tu mujer y de nadie más.

Tinta Erótica
Laura Elena.
“Amante De Textos”
Derechos Reservados
México

 

#InPerfecto