Internacional

El fiscal de la CPI llama a apoyar a la justicia transicional de paz en Colombia

#Internacional
Karim Khan, mostró su apoyo absoluto al sistema de justicia transicional nacido del acuerdo de paz del Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC e hizo un llamamiento para validarlo y financiarlo.

 

 

EFE

El fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, mostró este miércoles su apoyo absoluto al sistema de justicia transicional nacido del acuerdo de paz del Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC e hizo un llamamiento para validarlo y financiarlo.

Khan, que llegó el lunes a Colombia para proseguir con el examen preliminar del caso de supuestos crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado, que está en su poder, visitó hoy la sede de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), uno de los pilares del sistema de justicia transicional.

“La JEP tiene que ser apoyada, hay que darle espacio a la JEP para que haga su trabajo”, dijo Khan, durante una rueda de prensa en Bogotá, después de reunirse con el presidente de ese ente judicial, el magistrado Eduardo Cifuentes.

En ese sentido, el fiscal jefe de la CPI pidió al Gobierno y a la sociedad colombiana “apoyar a la JEP” y asegurarse de que está bien financiada.

“Admiro a la JEP y sé que en su trabajo se requiere mucho esfuerzo, que son heroicos y que eventualmente van a desembocar en un futuro posible sin miedo, sin terror y con justicia y reconciliación”, continúo el fiscal de La Haya.

Eduardo Cifuentes agradeció el apoyo del fiscal a su labor de “ponerle fin a la impunidad”, y aseguró a las nueve millones de víctimas del país que tanto la JEP como la CPI están de su lado.

“Ciertamente en la JEP tenemos voluntad, decisión y firmeza para ponerle fin a esta impunidad”, aseguró el magistrado, que también lanzó un mensaje a los perpetradores de crímenes para que se sometan a esta justicia transitoria.

El próximo viernes, al concluir su visita a Colombia, Khan tiene previsto trasladarse a Venezuela país al que la CPI abrió en 2018 un examen preliminar por supuestos abusos de sus fuerzas de seguridad, tanto en las manifestaciones ocurridas desde abril de 2017 como en algunas cárceles donde se habría maltratado a opositores.