InPerfección Principal Politica

Rosario Robles descarta inculpar a Peña Nieto

#Política
“Me pedían concretamente que incriminara a personalidades del Gobierno anterior y yo por supuesto no estoy dispuesta a incriminar a nadie en situaciones que son absolutamente falsas”.

 

 

EFE

La exsecretaria de Desarrollo en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, Rosario Robles, en prisión preventiva desde 2019 por el caso de corrupción conocido como la Estafa Maestra, descartó en una entrevista publicada este lunes inculpar al expresidente mexicano a cambio de beneficios procesales.

“Me pedían concretamente que incriminara a personalidades del Gobierno anterior y yo por supuesto no estoy dispuesta a incriminar a nadie en situaciones que son absolutamente falsas”, contó la exfuncionaria al periódico El Universal.

Preguntada sobre estas personalidades, reveló los nombres del expresidente Peña Nieto y del exsecretario de Hacienda y Exteriores Luis Videgaray, quienes insistió que “en absoluto” están vinculados a su caso.

“Han pasado años, y lo que hay es una investigación periodística, no una investigación judicial que acredite que hubo contratos simulados, con triangulación de recursos hacia las universidades”, insistió.

Una investigación periodística publicada en 2017 reveló que Rosario Robles, exsecretaria de Desarrollo Agrario (2015-2018) y de Desarrollo Social (2012-2018), habría permitido el desvío de fondos públicos por más de 5.000 millones de pesos (247 millones de dólares) a través de universidades y empresas fantasma en el caso conocido como la Estafa Maestra.

El pasado miércoles, un juez rechazó liberarla del penal de mujeres de Santa Martha, en Ciudad de México, donde lleva encarcelada desde agosto de 2019 a la espera de juicio por riesgo de fuga.

Su caso contrasta con el del exdirector de Pemex en el Gobierno anterior Emilio Lozoya, quien fue extraditado a México y afronta en libertad sus dos causas de corrupción gracias a un acuerdo con la Fiscalía por el cual incriminó a Peña Nieto y a medio centenar de políticos.

Robles, quien se considera una perseguida del actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, denunció en la entrevista que contra ella “se ha descargado todo el poder de un Estado”.

Recordó que consiguió un amparo de un tribunal colegiado contra su prisión preventiva, pero el juez lo desestimó el pasado miércoles.

“No tengo esperanza en quienes son jueces de consigna que, lamentablemente se está demostrando, sigue habiendo”, reprochó.

Robles, quien fue alcaldesa de la capital entre 1999 y el 2000, recordó que años atrás López Obrador fue su “compañero” en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y construyeron “muchas cosas” juntos.

“El presidente sabe que yo soy inocente, sabe que no tengo un peso mal habido. Hay poca gente que me conoce bien en la política, una de ellas se llama Andrés Manuel López Obrador”, expresó la política, quien lamentó que el actual presidente “promueve el odio en lugar de promover la reconciliación”.

Sobre los dos años que lleva encarcelada dijo que ha sido un tiempo “de un profundo dolor” por no estar con su familia.

Contó que la pandemia de covid-19 “afectó muchísimo” a las presas de la cárcel “porque se suspendieron prácticamente los procesos jurídicos” durante un año.

En el penal se le diagnosticó una hipertensión arterial, además de que se cayó porque “el piso está muy resbaloso” y tiene “dolores tremendos” en el nervio ciático.

“Siento mucha impotencia, mucha frustración porque he dado una batalla legal incansable”, explicó.