Politica

MARKO CORTÉS RECHAZA QUE SE SIGA METIENDO DINERO BUENO DE LOS MEXICANOS EN LOS MALOS PROYECTOS PRESIDENCIALES

#Política
Mientras tenemos urgentes necesidades de mayor gasto público en seguridad, infraestructura, entre otros, el presidente propone incrementar el presupuesto en sus emblemáticos proyectos.

 

 

Redacción InPerfecto / @InPerfectoMx
redaccion@inperfecto.com.mx

• El PAN está en contra de que se quiera aumentar el presupuesto de Pemex en 16,8% y el de CFE en 7,7% respecto al año pasado.

El presidente del Partido Acción Nacional con licencia, Marko Cortés Mendoza, señaló que el próximo año, el presidente López Obrador propone en su Paquete Económico continuar castigando a millones de mexicanos con servicios de salud y educación deficientes y continuará metiendo dinero bueno a las mal administradas empresas del Estado, como PEMEX y la CFE.

 

Para el 2022, cuando el mundo regrese a los cauces que tenía antes de la pandemia, el gobierno federal manda el claro mensaje de que el gasto público crecerá de manera exagerada en las obras faraónicas del presidente, como son: una refinería construida en medio del pantano, un tren que destruye el hábitat natural del sureste mexicano y una terminal aérea que ignoró de un plumazo todos los controles técnicos con tal de cumplir los caprichos del jerarca.

 

El panista, quien recorre el país recolectando firmas para registrarse como candidato a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional para el período 2021-2024, comentó que de nada ha servido que López Obrador haga sus giras de fin de semana por el país, cuando a su paso todos vemos el abandono en que se encuentran las carreteras y los caminos de acceso a las comunidades que conectan a nuestro México, sin seguridad pública, con servicios de salud y educación deficientes y cada vez en retroceso.

 

En el Partido Acción Nacional consideramos que el próximo año, el crecimiento de la economía, estimado en 4.1 por ciento, dependerá más del comercio exterior que del mercado interno y todavía con esto no alcanzará a recuperar los niveles de prepandemia que ya de por sí registraron índices muy bajos con relación a las expectativas que despertó este gobierno en sus inicios.

 

“Estamos en contra de que se quiera aumentar el presupuesto de Pemex en 16,8% y el de CFE en 7,7% respecto al año pasado, porque la petrolera mexicana es la más endeudada del mundo y su producción caerá en 2022, como lo señalan los expertos en la materia”, agregó.

 

Lo anterior, dijo, impactará negativamente en los ingresos del Gobierno el próximo año y ya vimos que, como respuesta, el presidente López Obrador amenaza con incrementar la recaudación, mediante una serie de cambios en la miscelánea fiscal.

 

Cortés Mendoza indicó que mientras tenemos urgentes necesidades de mayor gasto público en infraestructura, el presidente propone incrementar el presupuesto federal en los emblemáticos proyectos de su régimen y tan solo para el Tren Maya el aumento es del 12 por ciento, con relación al asignado el año pasado,

 

Expresó que es una verdadera pena que un programa, como es el de apoyos a adultos mayores, se mantenga en la opacidad y si reglas de operación claras, tanto para conocer de manera transparente a la población beneficiada, como la actuación de los servidores públicos, responsables de dispersar esos recursos.

 

“Para el 2022, el programa de Adultos Mayores registra un incremento de 76 por ciento con relación al actual y no se sabe realmente si las cifras que menciona el presidente de población beneficiada es real, porque su palabra no está soportada en ninguna fuente documentada”, apuntó el presidente nacional del PAN con licencia.

 

De manera contrastante, agregó, para 2022, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público propone gastar 238, 000 millones de pesos en transferencias a adultos mayores de 65 años y más, mientras que al programa de madres trabajadoras solo se le asignaron 2, 684 millones, por cierto, a quienes ya las despojó de los servicios de guarderías y se desconoce también a qué manos han ido a parar ese dinero público.

 

En suma, si este gobierno no aplica de manera correcta el gasto público y beneficia directamente a la población objetivo, de nada servirá que los contribuyentes hagan las aportaciones que por ley les corresponde hacer a la Nación.

 

“Si no existe un clima favorable a los inversionistas, que se refleje en el incremento en la actividad económica y al mismo tiempo en la creación de empleos, tampoco veremos realizarse los deseos presidenciales de contar con los supuestos tributarios no petroleros”, concluyó.