Nacional

Michel Franco toma su regreso a Venecia como “medalla” tras el éxito en 2020

#Nacional
Franco (Ciudad de México, 1979) no es el único mexicano que representa al país en la parada italiana de cine.

 

 

EFE

A un año de acaparar las miradas con la polémica cinta “Nuevo orden”, el director mexicano Michel Franco regresa al Festival de Cine de Venecia con “Sundown” y pide no dar por sentada la participación nacional en dichos espacios: “Hace un par de décadas era algo excepcional”, dice a Efe.

“Hay que recordar que hace un par de décadas no había películas mexicanas en estos festivales nunca, era algo excepcional, no hay que darlo por hecho, valorémoslo y que esto se celebre como cada medalla que México se gana ahora en las olimpiadas”, expresa este miércoles en entrevista.

Franco (Ciudad de México, 1979) no es el único mexicano que representa al país en la parada italiana de cine, pero sí es el único que lo hace por partida doble, ya que también es el productor de la película mexicana “La caja” del venezolano Lorenzo Vigas, con la que competirá por el León de Oro.

“Es muy particular tener dos películas de la misma casa productora, ya había pasado que en Venecia dos películas mexicanas estuvieran en la competencia pero no del mismo equipo. Lorenzo y yo somos amigos desde hace 20 años que fundamos nuestra casa productora (Lucía Films) y es increíble que estemos juntos”, menciona Franco.

OTRO AÑO DE ÉXITO

Otra cosa que es inusual para el cineasta mexicano es contar con la posibilidad de, por segundo año consecutivo, estar presente en la competencia, con lo que demuestra su incansable quehacer fílmico.

En 2020 no solamente estuvo en la competencia oficial, sino que su película distópica protagonizada por Diego Boneta y Naian González lo hizo acreedor al Premio del Jurado el León de Plata.

Sobre su decisión de llevar “Sundown” a Venecia en lugar de cualquier otro festival, el director tiene varias respuestas.

“Primero, la excelente experiencia que tuvimos el año pasado, segundo la película es en inglés y en Venecia funcionan bien el cine con actores ‘hollywoodenses’ y también queríamos dejar que pasara el año completo, estoy corriendo para acabar la postproducción”, dice.

SU AMIGO TIM ROTH, CHARLOTTE Y ACAPULCO

Franco escribió el personaje masculino de la trama pensando desde un inicio en quien llama “su cuate” (amigo), es decir, en Tim Roth, con quien trabajó en 2015 en la película “Chronic”.

“Ha crecido la relación, ya casi son diez años de amistad y al principio me imponía la sola idea de dirigir al actor de ‘Perros de reserva’ (1992), ya no lo veo así, es mi ‘cuate’, pero ya discutimos más, cuando hay confianza chocas más, pero escribí el guión pensando en él”, confiesa.

Con este filme, Franco cumplió su sueño de dirigir a la actriz francesa Charlotte Gainsbourg con quien asegura tuvo una buena química desde el inicio y a su vez le concedió a Roth y a la actriz la posibilidad de trabajar juntos.

“Me moría de ganas de dirigirla, no la conocía, le mandamos el guion a sus agentes y para mi sorpresa le gustaba mucho mi cine y dijo que sí muy rápido. Otra cosa a mi favor fue que Tim y ella tenían ganas de filmar juntos, nunca lo habían hecho y creo que ni se conocían, pero se admiraban mucho”, relata Franco.

Pero Roth y Gainsbourg no son los únicos personajes del filme, uno de los más importantes de la película y atípico, será el balneario de Acapulco, Guerrero.

“Acapulco es uno de mis lugares predilectos de México, y el de muchos chilangos (capitalinos), casi una vez por mes mi papá tomaba el coche y nos íbamos por la carretera a Acapulco, siempre quise filmar ahí, es casi un personaje, no podía, ni lo intenté sustituir por otra locación del país”, señala el mexicano.

En esta película Franco dejará de lado la distopía para adentrarse en las relaciones humanas a través de unas vacaciones de una familia británica que se verán interrumpidas por una llamada inesperada.

“Es más bien un estudio de personajes y de los lazos familiares, en ese sentido tiene más que ver con ‘Después de Lucía’ (2012) o con ‘Las hijas de abril'(2017), pero al mismo tiempo con la intención de retratar Acapulco. Alguien me dijo que es como si reuniera todas mis películas anteriores, yo no sé, ya la verán”, augura.

Además de Vigas, Franco competirá por el León de Oro con directores como Pedro Almodovar, Pablo Larraín o Paolo Sorrento, en el evento que se realizará del 1 al 11 de septiembre en Venecia.