Ciudad de México

ELABORACIÓN DE NIEVES GOURMET, RECETA QUE SE TRANSMITE DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN

#CDMX
Xochimilco, reconocida por la exquisitez y elaboración de nieves exóticas.

 

 

Redacción InPerfecto / @InPerfectoMx
redaccion@inperfecto.com.mx

Perteneciente a la tercera generación de productores de nieves de Xochimilco, Óscar Reynaldo Ávila Ciénega narra la historia de cómo las recetas originales para elaborar nieves gourmet pasaron de generación en generación dentro de su familia.

“Mi abuelita era productora de hortalizas, verduras y frutas en la zona chinampera, de ahí, mis familiares tomaron la idea de producir raspados con productos que sembraban, como por ejemplo el limón” cuenta.

Actualmente, Óscar es el representante de la cooperativa de Nieve Artesanal Gourmet dedicada a la elaboración de nieve tradicional con ingredientes como fruta natural de temporada y exótica.

“En este negocio, la innovación con nuevos sabores es prioridad, por ello siempre buscamos cómo sorprender el paladar de nuestros clientes” dice.

Señala que además de aprender los secretos de sus antepasados, también se ha capacitado en la elaboración de nieves exóticas, así como talleres de administración para pequeñas y medianas empresas”

También cuenta con el curso “Prácticas de higiene y sanidad en la preparación de alimentos”, requisito que debe cumplir cada productor artesanal de Xochimilco.

Actualmente, elaboran una gran variedad de sabores, como: aguacate, hongos, pétalos de rosa, cempasúchil, pulque, mole, hierbabuena, lechuga, víbora de cascabel, camarón, ostión y tequila.

Aunado a los sabores, los nombres creativos son su carta de presentación, tales como : Cihuacoatl, Nahual, Inocente María y Axolotl, entre otras. Actualmente las ofrece en el mercado de flores de Madreselva.

Por charla de sus antepasados, recuerda que platicaban que en la época colonial, el hielo era traído desde los volcanes Popocatépetl e Iztacíhuatl, para lo cual, los xochimilcas ocupaban dos días.

Señala que para trasladar el hielo, utilizaban sacos de pieles en donde era puesta y cubierta con fibras de ixtle que la protegían y evitaban que se derritiera. Posteriormente, lo picaban finamente y lo endulzaban con miel de tuna o miel de maguey. Llenaban vasijas de barro para transportar la nieve en canoa hacia el mercado de Tlatelolco.