Sociedad Civil

Tabaquismo y Covid-19

#SociedadCivil
La batalla por la salud respiratoria aún no termina.

 

 

 

Ricardo Alemi / @RescatadoresMX / @Ricardo_Alemi
ricardo@refleacciona.org

 

Desde hace varios meses atrás se ha llevado una batalla por la salud, entre la industria del tabaco responsable de arrebatar la vida a más de 60,000 mexicanos y organizaciones de la sociedad civil cansados de ser testigos de las muertes y enfermedades de las personas que quieren.

 

El tabaquismo sin duda es un enemigo de la salud, increíblemente existieron legisladores que defendieron descaradamente los intereses económicos de la industria. Algunos de ellos fueron José Ricardo Delsol Estrada y Mónica Rangel, los dos casualmente de San Luis Potosí, parece que la industria del tabaco ha podido llegar al estado antes mencionado, ningún otro legislador defendió con tanta fuerza la oposición a la reforma.

 

El esfuerzo de la industria del tabaco paralizó en la comisión de economía una propuesta de reforma que disminuiría drásticamente el consumo de tabaco. La reforma incluía eliminar el marketing de las cajetillas transformándolas en un empaque plano, sin diseño, simplemente el nombre del producto y los pictogramas de advertencia también incluía la eliminación de la exposición en punto de venta, no es casualidad que antes de pagar, las personas puedan tener acceso a los cigarros, eliminación de publicidad al cigarro y la prohibición de fumar en espacios cerrados, accionesque según la OMS y el Convenio Marco del Control del Tabaco del que México es parte, garantizan la reducción de la enfermedad del tabaquismo. Lamentablemente la presión de la industria no permitió que esta propuesta prosperara, sin embargo, la sociedad civil vio por otros caminos lograr un cambio.

 

El 28 de abril del presente año, los mexicanos tuvieron un primer triunfo en la cámara de diputados, por voto unánime se aprobó una reforma que, aunque no es la que se propuso en un principio por la presión perversa de la industria, lograba prohibir la publicidad del cigarro y no permitir fumar en espacios cerrados. La reforma que propone la sociedad civil en caso de avanzar podría salvar más de 39,000 vidas.

 

El siguiente gran paso es que se apruebe esta reforma en el senado, el camino aún es empedrado, pues la industria no se quedará con los brazos cruzados, pero sin duda las organizaciones civiles, los mexicanos, no dejaremos de levantar la voz para garantizar la salud respiratoria que hoy es más importante que nunca.

#InPerfecto