Nacional

Los cruceros regresan al Caribe con el afán de reactivar el turismo

#Nacional
Tras más de un año sin cruceros por la pandemia de coronavirus, este miércoles atracó en la isla de Cozumel, un barco con más de 1.000 pasajeros a bordo y todo el afán de reactivar este tipo de turismo en la región.

 

 

EFE

Tras más de un año sin cruceros por la pandemia de coronavirus, este miércoles atracó en la isla de Cozumel, en el Caribe, un barco con más de 1.000 pasajeros a bordo y todo el afán de reactivar este tipo de turismo en la región.

 

Durante la ceremonia oficial de bienvenida al crucero, Alberto Muñoz Quirós, vicepresidente para América Latina y el Caribe de Royal Caribbean, destacó la importancia que tiene Cozumel en sus planes de crecimiento en México, que incluyen destinos como Mazatlán, Los Cabos, Puerto Vallarta y Ensenada, en Baja California.

 

“Esta pausa nos ha permitido pensar en cada detalle para poder proteger a nuestros destinos como la bella isla de Cozumel, los pasajeros y sus habitantes”, aseguró el directivo tras el arribo del crucero, llamado Adventure Of the Seas.

 

Por su parte, el gobernador del suroriental estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín, reconoció el “espíritu” de la industria de cruceros al trabajar incesantemente para recuperarse de la crisis.

 

“La llegada de este primer crucero a Cozumel luego de este largo receso nos invita a ver el horizonte con optimismo”, dijo el gobernador, quien destacó pérdidas multimillonarias en el mundo y en México derivadas de la pandemia.

 

La actividad turística aporta en México el 8,7 % del producto interno bruto (PIB) y es de enorme importancia en zonas de costa como en los diferentes estados de la península de Yucatán.

 

Y pese a que el país fue el tercer más visitado del mundo en 2020 – según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT)- esto se debió a las escasas restricciones y medidas sanitarias para visitar la nación, que igualmente perdió a millones de turistas.

 

PERDÍDAS EN EL CARIBE

 

El mandatario estatal agregó que en el Gobierno trabajan en tres líneas de acción en donde salvar vidas sigue siendo prioridad y esto se combina con la recuperación de empleos y la reactivación de una economía fundamental para la región.

 

“Más del 94 % de los pasajeros vienen vacunados, con pruebas PCR y burbujas sanitarias en los lugares que están visitando”, aseguró el gobernador.

 

A su vez, el presidente municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, detalló que se perdieron entre 4 y 5 millones de turistas el año pasado.

 

En 2019, Cozumel recibió 4,5 millones de turistas. Y pese al buen avance del primer trimestre de 2020, la llegada se frenó en seco.

 

En la región se generaron enormes pérdidas de hasta 400 millones de dólares y 10.000 empleos solo en el sector de cruceros, de acuerdo con la Secretaria de Turismo de Quintana Roo.

 

A nivel general, se estima que el estado perdió 120.000 puestos de trabajo ligados al turismo.

 

 

RECOBRAR EL TURISMO

 

“La isla de Cozumel es una parada obligatoria en cualquier destino del Caribe. Es primordial seguir trabajando con los proveedores y regresar a esos 10.000 empleos que se han perdido”, dijo el vicepresidente de Royal Caribbean.

 

De acuerdo con datos de la naviera, para cumplir con los nuevos protocolos sanitarios se ampliaron las instalaciones y el equipo médico, y se establecieron varios protocolos de pruebas y medidas sanitarias.

 

El crucero, que llegó sobre las 08.00 hora local (13.00 GMT), zarpó el sábado pasado de la isla de Nassau (Bahamas) con un itinerario de siete días que incluirá la visita a varias islas del Caribe, entre ellas Cozumel.

 

Con el reinicio de actividades de la industria de cruceros, autoridades locales esperan que en 2021 lleguen poco más de un millón de cruceristas a la isla de Cozumel y casi 400.000 en el vecino puerto de Mahahual.

 

 

EMOCIÓN ISLEÑA

 

La llegada del Adventure Of the Seas a Cozumel causó revuelo entre la población isle y muchos deportistas y trabajadores que caminaban por la zona detuvieron su paso para tomarse fotografías con el crucero de fondo, mientras iniciaba las maniobras para dirigirse al puerto.

 

Debido a las malas condiciones meteorológicas que prevalecen en la península de Yucatan, que ocasionan cielo nublado y lluvias dispersas, fueron pocos los pasajeros que desembarcaron.

 

Pero los que lo hicieron optaron por tours de esnórquel y buceo, mientras que unos pocos se desplazaron en taxi hasta la zona centro.

 

Afuera del muelle, de SSA México, se formó una larga fila de trabajadores que por primera vez en casi un año y medio pudieron regresar al trabajo bajo fuertes medidas sanitarias.

 

Adolfo Alejandro Brito, chófer de personal de un hotel, fue uno de los trabajadores que se tomó unos minutos para contemplar el enorme crucero.

 

“La verdad era muy triste porque recordamos antes de la pandemia cómo teníamos lleno la parte de los muelles y el hecho de no ver a los hoteles flotantes era una tristeza tanto para nosotros como para toda la gente de Cozumel”, comentó a Efe.

 

Carmen Rivero, vendedora en una tienda al interior del muelle, celebró la llegada del barco: “Significa muchísimo, sobre todo para la economía de Cozumel. Con la crisis económica se rompió todo y esta es una esperanza”.