Sexualidad

PENSAMIENTO SENSUAL

#Sexualidad
Tu cuerpo, suave lecho
que envuelve mis sueños.
Satisface mis deseos
y de placer me hace delirar.
Iran Maceno Dos Santos.

 

 

Luna Azul
luna.azul@inperfecto.com.mx

Invades mi alma y mente con tu cuerpo sugerente, erizas mi piel con un solo roce, esto es verdadero placer, me dejas sin imaginación, pues solo deseo hacerte el amor, te conviertes en mi pensamiento sensual, me perviertes, y eso, eso es algo inusual.

 

SOY

Soy ese placer de tu mente, la mujer que niega tu mente,
la palabra más pronunciada
la humedad de tus sábanas…
Que grita tan fuerte, recordando en un presente.

Soy la mente demente, que suelen confundir
con sumisa atrevida, un poco tímida
pero realista, cuando gozamos dando vida
en realidad, tengo un poco de todo.

Demente cuando te tocó, mi naturaleza
se desata, quitando la capa,
mostrando lo que te fascina, tu naturaleza despierta vida mía.

Cuando se trata de tu piel, mis labios se excitan,
una inmensa sed, rozando el vaivén
preparando la mente, será una entrega soñada
piel sin piel, fuego de almas.

Sin tocar las carnes, voy a las entrañas
donde los huesos estallan,
siento lo divino, tu pasión es mi delirio
sin buscar poder ni control, ambos somos dueños de timón.

Atrevida, por qué… Viajo sin prisas,
no dejó cenizas calcinado todo deseo,
me devoró el polvo, no hay huellas…

Mi vientre aspiró todo, muslos dormidos
vientres compartidos, palabras obscenas
de tu geografía, excitan mis locos deseos
provocación tentación, seduciendo la espuma.

Tus labios saboreando el mar dentro
profanado mi ser,
mi loco pervertido, la marea baja contigo
no existe el sexo, deslizando los dedos amando en rezo.

Invitando a la lujuria, un pecado según el humano,
cuando no está preso de emociones sensaciones,
que olvidan la oración, gimiendo dando vida.

Alabando el gimiendo, suplicando
dios bendito, este hombre es mi vino preferido
el que arranca mis caderas se adueña de ellas.

Invade mi espalda roza su naturaleza
golpecitos firmes,
goteando mi centro, cabalga en mi lecho.

Sentir tus caricias, escuchar tus suspiros
agitados en mi pecho, es toda una belleza
tocar tu piel canela, besar tu cabeza.

Mojar tus ojos, esos luceros hermosos
que provocan mi timidez,
regresando a la mujer, demente incontrolada.

Gimiendo en la quimera, despiertas la fiera
abro los deseos, que tu naturaleza exige
mujer abre las piernas, esto crece por ti.

No me hagas más sufrir, pintare tus caderas
me envolveré en ellas,
olvida la decencia, se una mujer completa.

Amo ese momento, la locura de tus palabras
que arrancan mis ganas,
demente, hablando locuras a tu virilidad.

Demente ante ti, por qué hablo fuerte
con palabras incoherente,
lo que me haces sentir gimiendo es el privilegio de vivir.

Tienes en tus manos las caricias que me hacen sentir viva,
candor exquisito hasta el último suspiro.

Que me llevan a otro lado, el orgasmo deseado
tienes todo lo que necesita mi alma
la piel exacta, las palabras pervertidas,
naturaleza fogosa… Que me lleva a soñar…

Haces que mi alma se vista de demencia
perdiendo la educación,
con las más dulces palabras, salen de mis
labios cuando te estoy amando.

Al sentirte a mi lado, tu naturaleza….
Mi más exquisito pecado.
Soy la paz de tu hombría…
Tu plena agonía la mujer demente
que siempre está presente.

Elenita arteaga
Junio 4/21
Autora
Alma de poeta
México

 

VÉRTIGO DE CARICIAS

Cuando me besas con delirio, muero de ganas
por estar contigo me haces sentir mujer enamorada…
Son tus manos abrazando mi cuerpo desnudo
con la suavidad de tus dedos cuando, los
deslizas con ferviente deseo y rimas de
gemidos que estremecen
en mi zona intima…

Siento escalofríos
en mi flor que es donde fluye el néctar por mis piernas temblorosas…
Amor, guardo para ti
para hacer contigo, el amor por vez primera…

Es tu voz me excita cuando tus caricias invaden mi cuerpo y alma…
Cuando tu boca sensual sigue el curso de mi cuerpo
sin ropa interior con ardiente y atrevimiento
sensual que me provoca
llegando al límite de un excitante clímax subliminal
momento erótico…

Mari fe Bernal
(Bilbao – España)
® Derechos Reservados
Poetisa del alma.

 

CUANDO TE VEO DORMIDA

Cuando te encuentro dormida semidesnuda quisiera,
sobre tu espalda serena dejar todas mis caricias,
verte dormida, sumisa, con tu piel suave de avena,
es invitarme a que prenda a besos tu alma tranquila.

Siento que tu cuerpo vibra cuando mis manos lo acechan,
mis labios suben la apuesta con mi lengua escurridiza,
mis manos trazan de prisa el mapa de tus caderas,
luego volteas ligera mis labios van a tu herida.

Mis dedos cortan la brisa desdibujando tus piernas,
despertar todas tus fieras sacar toda tu malicia,
cabalgarte con delicia cogerte hasta las ideas,
dejarte el alma sin fuerzas y tu sombra con fatigas.

Viéndote así tan tranquila tu cuello tienta de veras,
que de un mordisco pudiera secar tus venas de ninfa,
con esos labios que excitan, viendo tu boca entreabierta,
¿Qué no te haría mi reina cuando te veo dormida?

Raonel Lorenzo
Cuba
D.R.A.
12/ 07/ 2020.

 

#InPerfecto