Deportes

Mexicana Andrea Ramírez asegura que aún puede crecer mucho como maratonista

#Deportes
“Todavía puedo hacer cosas, tengo 28 años y muchos sueños; puedo mejorar pero ya en Tokio un lugar entre las 14 primeras luce alcanzable”.

 

 

EFE

La mexicana Andrea Ramírez aseguró este domingo que, aunque es la mejor maratonista hispana en los últimos tres años, tiene margen de crecimiento y confía demostrarlo en los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Todavía puedo hacer cosas, tengo 28 años y muchos sueños; puedo mejorar pero ya en Tokio un lugar entre las 14 primeras luce alcanzable”, dijo a Efe la deportista.

Ramírez hizo un registro de 2h 32:36 en enero del año pasado en el Maraton de Houston y en diciembre mejoró su registro por más de seis minutos, al marcar en el Project de Arizona 2h 26:34, el mejor tiempo de una hispana desde que la mexicana Madaí Pérez hizo 2h 24:44, en Chicago en el 2017.

“Es un honor que me comparen con Madaí, una gran corredora; en un futuro me gustaría mejorar su récord mexicano de 2h 22:59, pero voy paso a paso y ahora solo pienso en Tokio” dijo.

Aunque posee un físico ideal para correr 42 kilómetros 195 metros, esbelta, de media estatura, piernas largas y poco peso, Ramírez reconoce que superarse a sí misma en el maratón es difícil y en momentos de crisis debe superar pensamientos negativos.

“A veces en una carrera me pregunté, qué estoy haciendo aquí, por qué tantos kilómetros, pero luego lo olvidé, me ha ido bien he trabajado duro. Es un privilegio hacer lo que me gusta”, agregó.

Según su entrenador, Jonathan Morales, la corredora posee condiciones para correr mucho mejor y por su edad, debe llegar a su pico más alto de rendimiento para los Juegos Olímpicos de París 2024 y los de Los Ángeles 1928, sin embargo ahora solo piensa en el presente.

Andrea explicó que el próximo año buscará hacerse más veloz y mejorar sus registros personales en 5.000 metros planos (15:28.47) y 10.000 (32:16.67).

“Si lo logró, trataría de bajar mi tiempo de 1h 10:20 en Medio Maratón, lo cual me dará una pauta para maratón”, opinó.

La deportista se entrena en Toluca, a unos 2.600 metros sobre el nivel del mar, y antes de los Juegos de Tokio, cumplirá un entrenamiento en condiciones de calor y humedad como las de Sapporo, la ciudad japonesa sede de la competencia. En junio o julio intentará correr bien una prueba de 21.097 kilómetros.

“La preparación de maratón es dura, pero para mí es un momento de paz, de estar conmigo misma; a veces hay días malos, pero esos también me motivan porque al otro día me levantó para superarlos”, concluyó.

El entrenador Jonathan Morales celebró que la corredora posee un talento para correr de manera controlada, algo difícil de conseguir en maratón, y trabaja para hacer la segunda mitad de la prueba más veloz, lo cual logró cuando hizo su mejor registro en Arizona.

“Trabaja para mejorar su tiempo de 2h 26:34, pero las condiciones en Japón serán duras y en los Juegos Olímpicos lo que importa es el lugar. Tenemos la ilusión de lograr la mejor actuación de una mexicana; eso significaría estar entre las 15 primeras”, concluyó.