Sexualidad

ENTRE EL SOL Y EL CIELO

#Sexualidad
Quiero que te sumerjas en el mar de mis deseos,
quiero sentir tu virilidad, haciendo estremecer
todo mi cuerpo y que me hagas sentir mujer
una vez más.
Adriana Olivar.

 

Luna Azul
luna.azul@inperfecto.com.mx

 

Sensualidad despierta con el cuerpo de fémina, dicha, dulzura y placer que revientan al alba entre el cantico de las aves y el viento fresco que seca la excitación, flores y roció en la habitación, una pasión que nace y muere entre el sol y el cielo.

 

SIENTE MI FUEGO

Quiero vivir siempre ahí
en tu corazón, latir al mil
hundirme entre tu amor,
lograste llenarme de calor.

Atraviesa mi pecho el deseo
tengo hambre de recorrerte,
es una dulce locura, un viaje
dentro de mi cuerpo y mi ser.

Ven y sacia mi cuerpo,
devora mi boca, mis deseos,
piérdete en mi laberinto,
apaga mi calor con tus dedos.

Siente mi fuego interno
que te consume y abraza
y te juro que te quedarás
aquí en mi infierno.

Siente este fuego avasallante
quema, arde como herida
de ella no puedes deshacerte,
es ahora tu suave piel cálida.

Siente mi fuego libre
como tus besos en mí,
soy lo primero para ti
con tu caricia me cubres.

Aurelia Leon
Derechos Reservados
México.

 

GOTAS DE SUDOR

Y resbalaste por mi piel
en gotas de sudor.
Erotizando mis sentidos
despojando mi pudor.

Y no hubo más palabras
que gemidos de placer.
Susurrándome al oído
que me quieres absorber.

Endeble entre tus manos
perdí todo el control.
Y al filo de tu lengua
Entré en impetuoso ardor.

Dejaste impregnado
mi cuerpo con tu olor.
Y en la furia de tu boca
Te llevaste mi sabor.

Santa Inesita
Colombia
D.R.A

 

DESPUÉS DE ESTAR EN TUS BRAZOS

Después de estar en tus brazos,
no existirá sobre la tierra otro fuego que vuelva a quemarme,
ni otra mirada, que vuelva a seducirme,
a hipnotizarme o a transportarme a ese otro mundo de locura y de placer.

Después de estar en tus brazos,
no habrá otras manos ni otra piel que puedan
apagar el fuego que arde en mis entrañas,
que me recorre por dentro, haciendo mi intimidad humedecer.

Después de estar en tus brazos no importa que no conozca el paraíso,
si el infierno de tus ojos me hizo tocar el cielo,
viajando al universo inundados de placer.

Después de estar en tus brazos y perderme
en esa hoguera de pasión y de deseo,
no habrá nadie que contigo, pueda competir.

Pues ahí entre tus brazos,
conocí los besos más dulces y también
los más perversos que se me puedan ocurrir.

Ahí… Ahí entre tus brazos compartimos la ternura y el deseo,
la dulzura y el placer, le dimos rienda a la locura volviéndonos un solo ser.
Combinamos el amor y la pasión,
ardiendo en un mismo fuego a nuestros deseos complacer.

Ahí en tus brazos volví a vivir, volví a sentir y volví a ser feliz.

Mafer
Rousse Mary
Puebla México
Derechos reservados de autor.

 

PEQUEÑO MOTEL

Oh nuestros cuerpos desnudos y diluidos en fuego
y es que tus caricias desbordantes,
me incitan al clímax del anhelo.

Por qué cuando estoy contigo mi cuerpo se baña en sudor y en calor,
porque tus manos suaves sobre mi piel estremecida,
hace que mi imaginación desborde excitación y perdición…

Aún recuerdo ese pequeño motel,
con espejos en el techo se puede ver la sombra
de nuestros cuerpos desnudos y es que me embriaga
verte desnudo en el espejo.

Es tan excitante que mi piel arde por ti.
Y es inevitable no mojar mis sábanas blancas…
En ese pequeño motel, se puede ver la fusión de nuestra piel,
pero también la conexión de nuestro corazón.

Y es que nuestros encuentros íntimos son como divagar
en la superficie del universo infinito,
en dónde mi entre pierna destila un néctar tan ardiente
que es como una súper Nova cuando estalla supura color y resplandor…

La verdad es que nunca fui tan feliz,
como lo fui en esas cuatro paredes,
en dónde tú y yo nos embriagamos en lava y humedad,
porque nuestros instintos florecieron bajo el mejor escenario.

Tú piel y mis ganas de poseernos mutuamente y saciarnos hasta que el sol se esconda,
porque cuando hay un nuevo amanecer,
resplandeces y satisfaces tus implacables instintos desenfrenados
y se puede decir que hay una satisfacción mutua,
pero como yo soy insaciable siempre tendré sed infinita de ti…

Tatiana Bustamante
La guerrera
Colombia
D.R.A

 

#InPerfecto