Internacional

América, en plena nueva ola de la pandemia, ahonda sus desigualdades

#Internacional
La situación precaria del continente en relación con los derechos humanos se ha visto «exacerbada» durante la pandemia y los abusos se volvieron todavía más evidentes en una crisis que trasciende más allá de lo sanitario.

 

 

EFE

El continente americano, que acumula más de 55 millones de casos de coronavirus y 1,3 millones de fallecimientos, incrementó sus desigualdades durante el largo año de pandemia y arrojó a 22 millones de personas de nuevo a la pobreza y a otros 8 millones a la pobreza extrema, según el informe anual que entregó este miércoles Amnistía Internacional (AI).

De acuerdo a AI, la situación precaria del continente en relación con los derechos humanos se ha visto «exacerbada» durante la pandemia y los abusos se volvieron todavía más evidentes en una crisis que trasciende más allá de lo sanitario.

«Lo que la covid-19 ha venido a revelar es cómo aquellos grupos históricamente marginados en el continente, como consecuencia de las desigualdades, el abandono y los abusos sufridos durante décadas, quedan en una mayor exposición al impacto de la covid-19, no solo en términos de contagio y muertes», explicó a Efe Erika Guevara, directora para las Américas de AI.

En el mundo, el número de muertes por la covid-19 aumentó un 11 % en la semana pasada con respecto a la anterior, con 71.000 decesos registrados, según el informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hecho público este miércoles.

Y, a su vez, el número de casos se incrementó aunque de manera más leve, un 5 % en contraste con la semana anterior, con más de 4 millones de contagios reportados.

 

EL FMI TAMBIÉN ALERTA POR DESIGUALDADES

Por su parte, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, instó este miércoles a los países avanzados a «dejar de lado los controles a las exportaciones» y asegurar que las «vacunas excedentes lleguen a los países pobres» para dejar atrás lo antes posible la crisis por la pandemia.

«Hay que aumentar la producción y distribución de las vacunas y dejar de lado los controles a las exportaciones. También significa financiar completamente la herramienta Covax (para la distribución equitativa de vacunas) y asegurar que las vacunas sobrantes son transferidas a los países pobres», afirmó Georgieva en la rueda de prensa de la asamblea de primavera del FMI.

 

CRECE LA ALARMA POR PAÍSES

Después de las alarmas en Chile y las medidas de contención de Colombia, Uruguay, que en el inicio de la pandemia mantuvo un perfil bajo, vive una presión cada vez mayor por la extensión de la covid, pese al ritmo de vacunación.

Hoy mismo, el país austral registró 217 muertes por covid-19 en los primeros seis días de abril, una cifra superior a la de los primeros nueve meses de la pandemia en el país suramericano en 2020, lo que encendió la luz de alarma de las autoridades.

Tras un crecimiento sostenido en el número de víctimas mortales, por primera vez el primero de abril el país suramericano registró más de 30 en una jornada, con 35 personas que perdieron la vida por causas asociadas al coronavirus.

 

BOLSONARO, DEL NEGACIONISMO A LA RESIGNACIÓN

En Brasil, que sigue anotando récords por el impacto de la pandemia, con cifras diarias de muertos que ya han superado los 4.000, el presidente Jair Bolsonaro pasó del negacionismo a la resignación porque, asegura, «prácticamente es imposible de erradicarlo».

En las 24 horas cerradas este martes en Brasil murieron 4.195 personas a causa de la covid-19, por primera vez por encima de los 4.000 decesos y apenas dos semanas después de que se llegara a la marca de 3.000 fallecidos.

Además, las últimas cifras dan cuenta de que Brasil reportó 3.829 nuevas muertes y acumula 340.776 fallecidos desde el inicio de la pandemia, que está en su peor fase en el país, según los datos divulgados por el Gobierno.

A pesar de esas estadísticas, Bolsonaro volvió a pronunciarse este miércoles en contra de los confinamientos y otras medidas para atajar la expansión de la pandemia y en favor de remedios sin eficacia comprobada contra el virus.

En un acto celebrado en la ciudad de Chapecó, en el sur del país, el mandatario repitió sus argumentos contra las medidas que restringen la actividad económica para contener los contagios y dijo «lamentar todas las muertes», sin hacer mención alguna a la marca de 4.195 decesos por coronavirus registrada este martes en Brasil.

 

RESTRICIONES EN ARGENTINA Y NUEVAS VARIANTES EN CUBA

Por contra, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció nuevas restricciones a diversas actividades y a la circulación de personas para hacer frente a la segunda ola de covid-19 en el país, donde los casos alcanzaron un nuevo récord esta jornada, con un total de 22.039.

«Vamos a redoblar los cuidados», afirmó Fernández en un mensaje grabado desde los jardines de la residencia presidencial de Olivos, donde permanece aislado desde el viernes pasado, tras ser diagnosticado de covid-19.

Las nuevas restricciones, que estarán vigentes desde el próximo viernes y hasta el 30 de abril, incluyen la prohibición de la circulación entre las 00.00 y las 06.00 horas.

Cuba, que notificó 961 nuevos contagios de covid-19 y dos fallecidos, para un acumulado de 82.601 casos positivos y 442 muertes desde el inicio de la pandemia, detectó en un estudio la circulación en el país de cinco variantes genéticas y seis patrones de mutación del SARS-CoV-2, entre ellas la sudafricana y la británica, consideradas altamente contagiosas.