Nacional

La hermana de Emilio Lozoya, acusado de corrupción afronta orden de arresto

#Nacional
Gilda Susana Lozoya, hermana de Emilio Lozoya, detenido por corrupción en el caso Odebrecht, afronta una nueva orden de arresto por su presunta complicidad con el exfuncionario.

 

EFE

 

Gilda Susana Lozoya, hermana de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) detenido por corrupción en el caso Odebrecht, afronta una nueva orden de arresto por su presunta complicidad con el exfuncionario.

La información trascendió este jueves tras publicarse un acuerdo en el que el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en Ciudad de México admitió el miércoles a trámite un recurso de Gilda Susana Lozoya para protegerse de su captura.

El fallo reveló que la orden de arresto tiene fecha el 29 de octubre con el aval de José Artemio Zúñiga, juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en Ciudad de México, con sede en la prisión Reclusorio Norte.

“Vista la demanda de cuenta. Fórmese expediente y regístrese en el libro de gobierno con el número que corresponda. Se admite la demanda de mérito presentada, sin que se tramite el incidente de suspensión relativo, por no haberse solicitado”, indica el fallo del juzgado de amparo.

Emilio Lozoya, quien dirigió la petrolera estatal (2012-2016) y el área internacional de la campaña del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), está acusado de recibir sobornos de la brasileña Odebrecht y asociarse con su madre, su esposa y su hermana para esconder su identidad en el caso.

También es presunto implicado en un fraude de 280 millones de dólares por la compraventa irregular de la planta de fertilizantes inservible Agronitrogenados a la compañía Altos Hornos de México (AHMSA).

Por este caso de la planta de fertilizantes, la Fiscalía General de la República también acusa a la hermana de Lozoya, Gilda Susana, y a su madre, Gilda Austin, de 72 años, quien pasó cerca de cien días detenida tras su arresto en julio pasado en Alemania.

Gilda Susana ya se había amparado de forma exitosa en octubre pasado contra una primera orden de arresto que se desechó.

Tras la extradición de España el 17 de julio, el exdirector de Pemex afronta dos procesos judiciales por cargos de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa.

Sin embargo, a pesar de haberse fugado el año pasado, el juez que lo vinculó a proceso solo le impuso en julio la prohibición de salir del país y la vigilancia con un brazalete electrónico.

Ahora, el juzgado de amparo fijó una audiencia para Gilda Susana el próximo 31 de diciembre.

Por esta nueva orden de arresto, la FGR acusa a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), propiedad del empresario Alonso Ancira, detenido en España por el caso, de transferir 3 millones de dólares a una cuenta relacionada con Gilda Susana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *