Nacional

Gobierno y empresarios amplían plan de inversiones al 2,3 % del PIB

#Nacional
En un nuevo acercamiento de posturas, el Gobierno y el sector empresarial anunciaron este lunes 29 proyectos de infraestructura nuevos que se sumarán al plan acordado en octubre pasado.

 

EFE

En un nuevo acercamiento de posturas, el Gobierno y el sector empresarial anunciaron este lunes 29 proyectos de infraestructura nuevos que se sumarán al plan acordado en octubre pasado, cuya inversión ascenderá hasta representar el 2,3 % del producto interno bruto (PIB) mexicano.

“Es algo muy importante el que se esté uniendo el sector público, el sector privado y los sectores sociales para impulsar el crecimiento de nuestro país, crear empleos y que haya bienestar”, dijo en conferencia de prensa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El listado presentado este lunes contiene 29 proyectos de infraestructura en los sectores de energía, comunicaciones y medioambiente con una inversión de 228.632 millones de pesos (unos 11.350 millones de dólares), que se suman a los 39 proyectos por 297.344 millones de pesos (14.800 millones de dólares) anunciados el pasado 5 de octubre.

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, destacó entre las nuevas iniciativas la construcción de una planta de licuefacción de gas natural de IEnova en Ensenada (Baja California), con una inversión de 47.000 millones de pesos (2.300 millones de dólares) que comenzará en enero del próximo año.

“Este es uno de los proyectos más grandes sino el más grande de los que van a aparecer en este anuncio”, dijo el secretario.

Según el Gobierno, la construcción de esta planta ya fue aprobada en una consulta ciudadana por los habitantes de Ensenada, y es que el plan establece que los proyectos sean aceptados por los vecinos, no dañen el medioambiente y no afecten a las comunidades indígenas.

Herrera también destacó la inversión de 2.700 millones de pesos para la carretera que conecta el importante puerto de Manzanillo (Colima), en el Pacífico mexicano, con Guadalajara, capital de Jalisco, lo que permitirá transportar las mercancías “de una forma mucho más eficiente”.

Asimismo, subrayó dos proyectos de desalinizadora en Los Cabos, en Baja California Sur, que con una inversión de 1.700 millones de pesos (134 millones de dólares) permitirán “dotar de agua potable” a este turístico municipio.

 

DIEZ OBRAS EN MARCHA

Al sumar los 39 proyectos anunciados hace dos meses con los 29 nuevos proyectos de este lunes, la inversión en infraestructuras acordada entre el Gobierno y los empresarios asciende a los 525.976 millones de pesos (26.290 millones de dólares), lo que equivale al 2,3 % del PIB.

De las 68 obras de infraestructura, 10 ya están en marcha con una inversión de 43.584 millones de pesos (2.170 millones de dólares), mientras que el resto comenzarán a construirse en los próximos meses.

El secretario de Hacienda destacó que el plan incluye 8 proyectos de 78.494 millones de pesos (3.900 millones de dólares) relacionados con la construcción de las vías de acceso al nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, un proyecto emblema del Gobierno de López Obrador.

Este plan es adicional a las grandes obras que impulsa el Gobierno, como el futuro aeropuerto capitalino, el turístico Tren Maya en el sureste del país, el corredor transístmico para unir el océano Pacífico con el golfo de México o la refinería de Dos Bocas (Tabasco).

El sector privado es el encargado de presentar al Gobierno los proyectos de este plan de infraestructura, mientras que el sector público acepta participar siempre que tengan un buen impacto social, que la inversión privada sea mayor al 50 % y que no aumenten la deuda pública.

 

RECUPERAR UNA ECONOMÍA DAÑADA

En la misma conferencia de prensa, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, celebró “la plena y absoluta comunicación” con el Gobierno que ha permitido tirar adelante este plan.

Durante este año se hizo evidente la tensión entre el Gobierno y los empresarios, que pedían mayor inversión pública para superar la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19 frente a un López Obrador obstinado en no aumentar la deuda pública.

Salazar subrayó que con el nuevo acuerdo podría alcanzarse “la cifra en inversión pública más alta” de los últimos años y defendió que “esta es la mejor forma de llegar a recuperar rápidamente la economía y hacerla crecer”.

Asimismo, predijo que los proyectos permitirán crear 400.000 empleos directos e indirectos, con lo que se contribuirá a recuperar buena parte del millón de puestos de trabajo perdidos durante la pandemia.

Tras el desplome de un 18,7 % interanual de la economía mexicana en el segundo trimestre del año por la pandemia, el PIB rebotó un 12,1 % el tercer trimestre, frente a los tres meses anteriores, gracias a la reactivación social y económica del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *