Deportes

Carrera para ser el novato ofensivo del año

#Deportes
Justin Herbert tiene ventaja para ser el novato ofensivo del año, sin embargo, Chase Claypool acecha de cerca.

 

Sebastián Rodríguez Castillo / @sebasrc02
sebasrc03@gmail.com

 

La clase del draft de la NFL del 2020 abundaba en talento, especialmente en la parte ofensiva del fútbol americano. Nombres como Joe Burrow, Tua Tagovailoa, Justin Herbert, Jerry Jeudy y Justin Jefferson destacaban entre los prospectos ofensivos.

Anualmente, la NFL otorga diversos premios que se le brindan al jugador o coach que más méritos haya recaudado durante la campaña. Algunos de los premios más destacados son los siguientes:

  • Most Valuable Player (MVP)
  • Offensive Player of the Year (OPOY)
  • Defensive Player of the Year (DPOY)
  • Offensive Rookie of the Year (OROY)
  • Defensive Rookie of the Year (DROY)
  • Comeback Player of the Year (COPY)
  • Coach of the Year (COTY)

En esta ocasión, nos centraremos en el Offensive Rookie of the Year (OROY), el premio otorgado al jugador novato ofensivo del año, y en los tres jugadores, según mi perspectiva, que son los mayores candidatos a llevarse el premio antes mencionado.

Joe Burrow tuvo, debatiblemente, la mejor campaña de un QB en el fútbol americano colegial. Con LSU registró 5669 yardas aéreas, 60 pases de TD y solamente 6 pases interceptados en su último año como quarterback del college football.

Los espectaculares números conseguidos con la universidad estatal de Luisiana lo convirtieron en la 1ra selección global del pasado draft. Los Bengals lo tomaron con la esperanza de que fuera su próximo QB franquicia. Al inicio de la temporada, Burrow tuvo actuaciones destacadas, sin embargo, el equipo no conseguía triunfos. 

Desafortunadamente, el domingo 22 de noviembre, Joe Burrow sufrió una lesión en su rodilla izquierda, misma que significo la ruptura del menisco anterior cruzado y del ligamento colateral medial de la pierna izquierda,  ante el Washington Football Team  y se perderá lo que resta de la campaña. Con esto, su candidatura para el OROY vio su fin. El QB terminará su temporada de novato con 2688 yardas por aire, 16 TD´s totales y 9 entregas de balón (5 intercepciones y 4 fumbles).

Los Dolphins de Miami y los Chargers de Los Ángeles tenían la necesidad de tomar un quarterback en el pasado draft. Al momento de seleccionar el equipo de Miami, aún estaban disponibles Tua Tagovailoa y Justin Herbert, dos prospectos brillantes. Con el pick #5, los Delfines se decantaron por Tua, QB de Alabama, dejando a Herbert en el camino, quien fue tomado por los Cargadores un turno más tarde.

Justin Herbert destacó durante su estadía en Oregon. Su último partido en el fútbol americano colegial fue una victoria en el Rose Bowl ante Wisconsin con marcador de 28-27. Con la universidad de Oregon, en su último año en el college football (2019), Herbert registró 3471 yardas aéreas, 32 TD´s por pase y 6 intercepciones.

Justin tomó el lugar de Tyrod Taylor como el pasador titular en la semana 2, después que el pulmón de Taylor fuera accidentalmente perforado por un miembro del equipo médico de la franquicia angelina. Básicamente, el quarterback de 1er año tomó la titularidad por una negligencia médica del equipo.

Hasta la semana 11 de la presente temporada de la NFL, Justin Herbert acumula 2699 yardas por aire, 25 TD´s totales y 7 entregas de balón (6 intercepciones y 1 fumble). 

Herbert está en camino a lograr 4498 yardas aéreas y 36 TD´s, lo que significarían la mayor cantidad por un QB novato en la historia de la liga.

Ciertamente, Justin Herbert es el favorito, al momento, para ser el jugador novato ofensivo del año.

Por último, hablaremos de Chase Claypool, receptor abierto.

El exreceptor de Notre Dame no figuraba en el radar de muchos equipos para ser seleccionado en la 1ra ronda del draft a pesar de haber registrado buenos números en el fútbol americano colegial. En 2019, su último año antes de brincar a la NFL, Claypool tuvo 66 recepciones para 1037 yardas y 13 TD´s. Un año sumamente efectivo para el receptor de 1.93m de altura. Aún con estas estadísticas, el jugador canadiense cayó hasta la posición #49 del draft, siendo seleccionado por los Steelers de Pittsburgh.

El 1er TD de Claypool en la NFL llegó en la semana 2 en contra de los Broncos de Denver, fue una recepción para anotación de 84 yardas que, a su vez, representó la jugada más larga en la NFL para un jugador nacido en Canadá.

Hasta el momento, el mejor partido del WR novato se dio en la semana 5 de la presente temporada. En aquella ocasión, los Acereros se enfrentaron al rival del estado, a las Águilas de Filadelfia. Claypool registró 7 recepciones para 110 yardas y 3 TD´s por la vía aérea; sin embargo, añadió otro TD por la vía terrestre. Chase acumuló 4 TD´s totales en contra de las Eagles.

Al día de hoy, Chase Claypool registra 39 recepciones, 559 yardas por aire, 10 TD´s totales (8 por recepción y 2 por acarreo terrestre) y 1 entrega de balón (fumble). Además, Claypool se convirtió en el 1er novato en la era del Super Bowl que consigue 10 TD´s en sus primeros 10 partidos en la NFL.

Cada vez más, los quarterbacks tienen una ligera ventaja sobre los demás en los premios ofensivos por el simple hecho que en la NFL, poco a poco, se está priorizando el ataque aéreo. Sin embargo, Chase Claypool ha tomado a la liga por sorpresa y se está postulando como un firme candidato para llevarse el OROY. A mi manera de ver, si las lesiones lo permiten y si no bajan su nivel de juego, el ganador de este premio no será otra persona que no lleve el nombre de Justin Herbert o Chase Claypool.

 

#InPerfecto

Fuente: página web de la NFL

Fuente: cuenta de instagram @joeyb_9

Fuente: cuenta de instagram @justinherbert

Fuente: cuenta de instagram @steelers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *