Internacional

Parejas del mismo sexo en Hungría ven desvanecerse opciones adopción en medio ofensiva del gobierno

#Internacional
Como pareja del mismo sexo en Hungría, la única forma de adoptar era si Pal se postulaba como soltero.

 

 

Reuters
Por Krisztina Than y Krisztina Fenyo

Luego de años de incertidumbre, Marton Pal y su pareja Adam Hanol recibieron la llamada telefónica que habían estado esperando en 2018, y unos meses después adoptaron a Andris, un niño inteligente y alegre que ya cumplió cuatro años.

Como pareja del mismo sexo en Hungría, la única forma de adoptar era si Pal se postulaba como soltero. Durante las entrevistas le dijeron a la agencia de adopción que en realidad eran pareja. Después de 6 meses, finalmente recibieron el permiso para que Andris se sumara a sus vidas.

Ese mismo año decidieron que Andris debería tener un hermano o una hermana, y esta vez fue Hanol quien se postuló. Llevan esperando desde noviembre de 2018 a que el teléfono vuelva a sonar.

Ahora temen que esa llamada nunca llegue, ya que el gobierno nacionalista de Hungría está presentando una legislación que prácticamente prohibiría la adopción a parejas del mismo sexo, en lo que los grupos de derechos han dicho que es un ataque a la comunidad LGBTQ.

La legislación sostiene que las personas solteras solo pueden adoptar con un permiso especial del ministro a cargo de asuntos familiares. Aunque Hanol tiene un permiso válido, creen que ahora sus posibilidades han disminuido.

“Andris ha sido un milagro, que pudiéramos tenerlo en nuestras vidas, así que estamos muy agradecidos por eso … pero creo que nuestras posibilidades (de volver a adoptar) han disminuido ahora”, dijo Pal.

“Cualquiera que se ocupe de organizar un proceso de adopción ahora está en modo de espera, o más bien teme ofrecer hijos a parejas como nosotros o personas solteras”, agregó Hanol, quien sostuvo que pese a todo no se rendirán.

El gobierno, que ha intensificado la retórica anti-LGBTQ a medida que la crisis del coronavirus golpea la economía, también ha propuesto una enmienda constitucional que declara que “la base de las relaciones familiares es el matrimonio … La madre es una mujer, el padre es un hombre”.

En mayo, Hungría prohibió el cambio de género en los documentos personales y se ha opuesto a los libros para niños que retratan la diversidad de manera positiva.

El jefe de gabinete del primer ministro Viktor Orban, Gergely Gulyas, dijo en una sesión informativa que “el desarrollo físico y mental de un niño está asegurado si tiene un padre y una madre”, y agregó que podría haber excepciones y por eso el proyecto de ley permite que las personas solteras adopten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *