Sociedad Civil

PANDEMIA VIAL

#SociedadCivil
Una sociedad “acostumbrada” a las muertes y accidentes viales.

 

Agustín Jaime López Ríos
jaime@refleacciona.org 

 

Actualmente la humanidad está pasando por una crisis de salud global debido al virus del COVID-19, esto ha implicado en un periodo de tiempo relativamente corto un gran reto de adaptación, al que se le ha llamado “la nueva normalidad”, lo cual ha implicado  adaptarse  a medidas de prevención de sanidad para evitar el contagio y expansión del virus, el cual a casi un año de su aparición  a causado un gran numero de muertes a nivel mundial, mas de 1.3 millones  según los informes y estadísticas publicadas por distintas organizaciones y medios de difusión. 

Se preguntarán entonces, ¿porque el título de esta columna se hace llamar “pandemia vial”? Y la respuesta que daría a esa pregunta es porque, desde mi particular punto de vista, haciendo una comparativa en el tema de la seguridad vial, los accidentes de transito causan alrededor de 1.3 millones de muertes cada año, a la par de muertes que ha causado la pandemia por COVID-19 este año, datos que la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado incluso desde algunos años atrás y en los informes sobre la situación mundial de la seguridad vial se indica que los traumatismos por accidentes de transito representan un importante problema de salud pública. Entonces al igual que la pandemia por el COVID-19, que se convirtió en un tema de urgencia mundial prioritaria, las muertes y traumatismos por accidentes viales para mí se han convertido en una “pandemia vial”, la cual también deberíamos atender con no menor grado de urgencia y realizar acciones inmediatas donde la población entera entienda la magnitud del problema que esto representa.

Podríamos decir que tenemos una sociedad “acostumbrada” a las muertes y accidentes viales. Con esto no pretendo afirmar que a las personas no les importe el tema de seguridad vial, simplemente que no se le ha dado la urgencia adecuada. Ya que, si las cifras de muertes por accidentes no han disminuido considerablemente en los últimos años a pesar de todos los esfuerzos que muchas organizaciones, principalmente las internacionales, han realizado urgentemente para atender este tema de seguridad vial y hacer conciencia en las personas. Desde mi perspectiva algo está fallando en esta sociedad, ya que se ha hecho casi costumbre la “transgresión social”, pero también creo que mucho tienen que ver sus mandatarios, ya que no es posible que teniendo cifras de muertes tan altas por accidentes viales no estemos efectuando medidas de prevención tan simples como respetar los límites de velocidad dentro de las ciudades. Haciendo una comparativa con una medida de prevención ante el COVID-19, sería como si a la población ya no le importara usar cubrebocas en lugares que incluso son un requisito, simplemente como al entrar a un supermercado y se les permita el acceso.

Así como se han realizado los esfuerzos por adaptarse a la “nueva normalidad” de la pandemia por COVID-19, la “pandemia vial” podría disminuir drásticamente sus cifras de muertes, sí; Sociedad, gobiernos, organizaciones de todos los niveles, instituciones públicas y privadas, etc. trabajando conjuntamente con una buena colaboración y dando el sentido de urgencia que esta requiere. 

Quiero agradecer a InPerfecto por abrir un espacio donde me permite aportar mi granito de arena, al poder expresar mi opinión, me siento satisfecho sabiendo que esta columna puede crear conciencia en al menos un lector, que se brinde la oportunidad de aportar su granito de arena.  Evitemos ser una sociedad transgresora y por eso termino citando a Benito Juárez, “Entre los individuos como entre las naciones, El respeto al derecho ajeno es la paz”.

 

#InPerfecto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *