Cultura

Las ficciones de Verónica Murguía

#Cultura
Una de las mayores exponentes del género de lo fantástico en México.”

 

Fernanda S. Weffru / @alomosdedragon
fernanda.s.weffru@inperfecto.com.mx

 

Hablar de Verónica Murguía es volver a la Edad Media para recorrer bosques cabalgando sobre el Unicornio hacia el encuentro con el dragón; es ver más allá de los árboles y encontrar el fuego verde de otro mundo entre hongos y flores; es aceptarte y descubrir tu magia interior y aferrarte a ella. 

 

Esta escritora mexicana de literatura fantástica, hoy en día, es una de las mayores exponentes del género en América Latina. Desde su obra infantil hasta sus cuentos para adultos, la fantasía está presente en cada historia y es precisamente esta característica la que hace sus obras tan valiosas. En México, son muy pocos los autores que escriben fantasía medieval; Murguía es el Unicornio entre tanta criatura fantástica de las letras mexicanas: uno entre miles. La forma en la que reescribe la Edad Media es impecable, y cada cuento o novela está nutrido de la Historia, leyendas y mitos tanto de Occidente como de Oriente.

 

Nace el 5 de noviembre de 1960 y se vuelve lectora desde muy chica, consumía todo tipo de literatura, sin embargo, la fantasía siempre fue su preferida. Autores como Ursula Le Guin, Rudyard Kipling, Marcel Schwob y J. R. R. Tolkien son algunos de los muchos entre sus favoritos, sobre todo este último quien ha sido inspiración para muchas de sus novelas. Además, como buena escritora de lo maravilloso medieval tiene a Jacques Le Goff, Georges Duby y Geoffrey Sainte Croix como historiadores favoritos. Su amor por la Edad Media no es gratuito, pues estudió Historia en la UNAM y bastó leer El señor de los anillos para decidir convertirse en escritora de literatura fantástica, afirmando que escribiría “El señor de los anillos mexicano” (el cual seguimos esperando con ansias). Hasta que se le atravesó la pintura y optó por estudiar Artes Plásticas en la Escuela Nacional de las Artes Plásticas, sin embargo, la ilustración quedó como algo secundario, superado por la escritura.

 

En la década de los ochenta, Verónica Murguía era una locutora de radio bastante ingeniosa y extrovertida en el programa “Desde acá los chilangos”, el cual fue transmitido durante ocho años. Es con veintiocho años que comienza su oficio como escritora, labor que mantendría en secreto, pues prefirió conservar sus letras para ella en un principio. Su primer acercamiento a la industria editorial vendría con su cuento para niños Rosendo (1990); así, los inicios creativos de Murguía se relacionan con la literatura infantil, campo en el que destaca hasta la fecha. 

 

Además de ser autora de cuentos y novelas, también es articulista de Etcétera, Laberinto Urbano, Origina y escribe desde el 2000 a la actualidad la columna “Las rayas de la cebra” en el diario La Jornada. Como traductora, en el 2001 trajo al español la obra de Hugh Scott titulada Los fantasmas de pico de cuervos para su publicación en el Fondo de Cultura Económica, además de que desde finales de ese año es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (SNCA).

 

 

“La literatura fantástica es mi oficio, ni más ni menos”, afirma la escritora de Auliya (1997), Fuego Verde (1999), los cuentos para adultos El Ángel de Nicolás (2003) y Loba (2013), esta última novela fue galardonada con el Premio de Literatura Juvenil Gran Angular de SM, convirtiéndose en la primera mexicana en recibir este premio. Además, hay que mencionar su extensa obra infantil en donde convergen la realidad y la fantasía de formas muy versátiles pues, aunque los textos no sean precisamente de corte fantástico, la fantasía está presente hasta en el más mínimo detalle. Aunque su obra es muy basta, es muy poca la crítica al respecto, quizá por el prejuicio de los adultos con la literatura calificada como Juvenil e Infantil o por la novela con portada de dragones y unicornios —en el caso de Loba —; por eso mismo es una escritora que en lo personal recomiendo muchísimo. Es una mina de oro para todos aquellos amantes de la fantasía y la época medieval y, sin duda, es un deleite para todos aquellos que apenas están empezando a leer.

 

Verónica Murguía ha demostrado a lo largo de su carrera una versatilidad digna de admirar, además de ganarse a pulso el ser considerada una de las escritoras más prestigiosas en México e Iberoamérica por su prosa poética y el manejo de la fantasía, la magia y el medioevo en sus obras. Actualmente imparte clases sobre Literatura Infantil y Juvenil en la escuela de la Sociedad General de Escritores de México y, además de ilustrar sus propias obras, también lo hace para otros autores. 

 

¡Feliz cumpleaños, Verónica Murguía!, que vengan muchos años más en los que puedas seguir disfrutando de lo que más te gusta: de la fantasía, la escritura y seguir creando esos mundos fantásticos que nos han deleitado hasta ahora. 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *