Nacional

Industria alcohólica de México busca cambio impositivo contra poder cervecero

#Nacional
Actualmente, bebidas como el mezcal abonan “un promedio de 200 pesos” (9,5 dólares) en calidad de IEPS por botella.

 

 

EFE

La industria alcohólica de México se ha unido para propulsar un cambio en el marco impositivo que la atañe, que actualmente sólo tiene en cuenta el precio de venta para gravar la bebida y que ha contribuido al dominio del 94 % del mercado de la cerveza industrial.

Por ello, el resto de sectores productivos, encabezados por el mezcal, el tequila, el vino y la cerveza artesanal, han apoyado la iniciativa legislativa que propone modificar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y pasar a gravar las bebidas por su contenido alcohólico en vez de por su coste.

“El esquema actual no ha funcionado para los efectos de salud ni para los efectos recaudatorios, y ha generado problemas en fiscalización y en economía”, explicó a Efe Héctor Mares, asesor legislativo del senador Gerardo Novelo, de la bancada del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y quien presentó la iniciativa en la Cámara alta.

Mares sostuvo que el régimen vigente, conocido como un esquema ‘ad valorem’ (impuesto es aplicado sobre el valor del bien), ha contribuido a la popularización de las bebidas con precios más bajos, como la cerveza industrial, los aguardientes o los licores de caña, sin importar sus costes para la salud.

“El consumo ha ido en aumento año con año, y la tendencia del consumo en México es explosiva. O sea, no hay un gran consumo sostenido en el tiempo, sino que es un consumo muy alto en lapsos muy cortos. Te sientas y consumes y consumes y consumes”, detalló.

La fórmula impositiva propuesta por Novelo consiste en aplicar una cuota de 1,40 pesos (0,07 dólares) por cada grado de alcohol y multiplicarla por la cantidad de líquido que contenga la botella o la lata.

Según los cálculos del senador, hechos teniendo en cuenta el alcohol vendido en México en 2019, el erario recaudaría 23.400 millones de pesos (1.116 millones de dólares) más al año con este nuevo régimen, unos ingresos extra aportados básicamente por la cerveza industrial y los destilados de menor precio.

Mientras, se abaratarían los alcoholes más caros y, en principio, de más calidad, ya que las bebidas de 40 grados pasarían a pagar una cuota de IEPS de unos 42 pesos (2 dólares) independientemente de su precio.

Actualmente, bebidas como el mezcal abonan “un promedio de 200 pesos” (9,5 dólares) en calidad de IEPS por botella, según el presidente del Consejo Regulador del Mezcal, Hipócrates Nolasco.

“A nosotros nos daña mucho el tipo de impuesto que tenemos hoy. Es un porcentaje del precio, ahora el IEPS es un 53 %, y eso encarece mucho nuestra bebida”, indicó Nolasco, convencido de que el cambio normativo iría “en el camino correcto”.

El presidente de los mezcaleros defendió que es “contradictorio” querer desincentivar el consumo de alcohol y a la vez cobrar un menor impuesto a las bebidas de menor precio y menor calidad.

“Nuestra estrategia implica respetar las tradiciones, las formas de elaboración artesanal y ancestral, y eso hace que por su forma de producción el mezcal sería una bebida cara. Necesitamos mano de obra”, sostuvo.

Del mismo modo, Héctor Mares aclaró que la cerveza artesanal, que ocupa menos del 1 % del mercado de la cerveza, ofrece el 12 % de empleos totales en la industria cervecera.

La iniciativa, que cuenta con la principal oposición de los grandes jugadores de la cerveza industrial, buscará este martes un hueco en el pleno del Senado para discutirse dentro de la Ley de Ingresos de la Federación 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *