Editorial

¿Rebrote o Re-bruto?

#InPerfecciones
Es tal el tamaño de este rebrote que se ha vuelto a llegar al confinamiento, otra vez esa impopular medida, pero a la vez de las más efectivas para cortar con la cadena de contagios.

 

Dr. Jaime Del Río
editorial@inperfecto.com.mx

 

Es un hecho, la segunda oleada de contagios por covid está llegando, comenzó en Europa, ciudades que habían llegado a tener un récord impecable en cuanto el número de fallecimientos y de contagios. El caso de Londres, Madrid, París, requieren atención especial. En dichas ciudades la vida había vuelto a la normalidad, claro con sus respectivas restricciones, el comercio y la actividad económica habían regresado y con ello la tranquilidad de la población, habían pasado semanas de este regreso a la normalidad. 

De pronto, se comenzaron a reportar nuevos casos de covid 19 por decenas, cientos y después por miles y miles, lo que activo las señales de alarma en todo el viejo continente. En un solo día se reportaron 135 mil nuevos casos, una cifra histórica. Las autoridades sanitarias esperaban un repunte en esta temporada invernal por las ya conocidas razones: el frío, el incremento de caos de infecciones respiratorias diferentes a covid y el hacinamiento. 

A pesar de ello y de la coexistencia covid 19 e influenza, nadie se imaginaba que iba a ser tan importante el tamaño de este rebrote, por lo que se ha vuelto a llegar al confinamiento, otra vez esa impopular medida, pero a la vez de las más efectivas para cortar con la cadena de contagios, sólo que con ligeras variantes.  En primer lugar, no todas las provincias o distritos estarán bajo este esquema, con base en lo aprendido, la autoridad ha decidido hacer cierres parciales, en el afán de detener la transmisión del virus y también no volver a bajar la cortina del sector económico. A Europa le costará varios años reponerse del golpe económico-financiero, recientemente se firmó en Bruselas el plan de recuperación europea, que entre otras cosas inyectará a la economía más de 670 millones de euros, sin duda de gran ayuda y que harán la diferencia a corto y mediano plazo. 

Este fenómeno se está viendo en todo el mundo, en China varias ciudades incluidas Wuhan han tenido que decretar la emergencia con medidas restrictivas al libre tránsito.  Vale la pena destacar varias cosas: 

La liberación de los espacios confinados, la autorización de reuniones, apertura de cines teatros y centros recreativos o de entrenamiento han hecho posible este rebrote.  Estamos viendo que le que el grueso de pacientes que está enfermando son jóvenes, diez o veinte años más jóvenes comparados con los de la primera oleada de contagios. Son ellos lo que han relajado las medidas de control, el uso del cubrebocas, el alcohol gel, el distanciamiento.  A pesar de este repunte no ha habido un aumento importante en la mortalidad, la taza de letalidad global se mantiene y también por grupo etario. Se esta confirmando lo que ya sabíamos, los más jóvenes enferman y no la pasan tan mal, se recuperan con mayor rapidez y los cuadros no son graves. 

El caso de América es otro boleto, tenemos a EU, con uno de los presidentes más mediáticos y conservadores, que ha desdeñado la pandemia, incluso a costa de su propia a salud. Hace un par de semanas contrajo covid, a pesar de haber recibido una serie de medicamentos y tratamientos experimentales para contrarrestar la enfermedad, en menos de una semana regresó a sus actividades políticas, argumentando que el virus no lo controla e incitaba a los americanos a salir de sus casas y tomar las riendas de su destino. ¿Cuántas vidas valdrá su proyecto político? Ya van más de 222 mil muertos en ese país. 

El caso de Brasil es similar, un presidente que no escuchó a sus médicos y asesores científicos y ha hecho un desastre del manejo de la pandemia, ocupando el 2 lugar en casos de mortalidad con 155 mil decesos y 5.2 millones de contagios, su necedad ha costado cientos de miles de vidas.

En tierras aztecas, tenemos algo similar, autoridades soberbias, que no asumen su responsabilidad, que culpan a otros de sus fracasos, empezando por los gobiernos pasados y pasando por las personas.  En repetidas ocasiones oímos hablar de que la pandemia sería una gripita, que estábamos preparados, ¡¡falso!!.  Frases tan célebres e insolentes sin respeto por los deudos y los enfermos, “Como anillo al dedo”, “la fuerza moral del presidente lo protege”, “en un escenario catastrófico serán 60 mil muertos” y muchos más. Pareciera que nadie se da cuenta de la comedia que estamos viviendo todos los días.

La última, en la conferencia de prensa matutinita del presidente, las autoridades de salud informaron sobre un rebrote en el país, lo que el Sr. presidente desmintió inmediatamente. EL subsecretario López Gatel, trató de interpretar de esta manera: “Estamos teniendo apreciaciones sistemáticas de todos los fenómenos. El Dr.  Alcocer dijo vemos señales de rebote, acto seguido, el presidente indicó qué no hay señales de rebrote y yo (López Gatel), digo que hay señales tempranas de rebrote.  ¿Por qué razón?, Porque el presidente está viendo integralmente la nación en muchos campos que a nosotros no nos corresponde atender”.  

Sin duda brillante, muy comprensible, por eso este país tiene tantos muertos, no son capaces ni siquiera ponerse de acuerdo en el reporte de las cifras. ¿Cómo estará el resto de la supuesta estrategia? 

Aplicando esta lógica, ¿Si el presidente se encarga de tratar el problema del narcotráfico o de las protestas feministas o los bloqueos de los maestros, ya no hay rebrote de pandemia?, ¿O es menor el problema?

 

 

#InPerfecto

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *