Cultura

El sushi podría desaparecer debido al cambio climático

#Cultura
Los amantes del sushi lograron hace una década que se creara el día internacional de ese platillo japonés. Sin embargo, los años de lo que para muchos es un manjar podrían estar contados.

 

 

EFE

Los amantes del sushi lograron hace una década que se creara el día internacional de ese platillo japonés que ha seducido al mundo. Sin embargo, los años de lo que para muchos es un manjar podrían estar contados, y todo esto por los efectos del cambio climático.

Las consecuencias de este fenómeno también se están haciendo sentir en nuestra mesa, y de acuerdo a la organización ecologista en los mares hay una disminución de diferentes especies de algas.

El aumento de la temperatura en los mismos mares ha disparado la tasa de mortalidad de estas plantas tan necesarias para la vida marina y los paladares de los amantes del sushi.

Por ejemplo, Los Maki, esos deliciosos enrollados de alga nori rellenos de arroz y verduras o pescado, están en vilo.

Según el diario británico Financial Times, el nori, compuesto por un grupo de algas rojas, no sobrevive en aguas cálidas y su cultivo se logra bajo estrictas condiciones, sólo en invierno y en una temperatura del agua que no supere los 23 grados centígrados.

Aquí entran los efectos del temido cambio climático.

Antes, el periodo de cultivo y crecimiento de las algas se llevaba a cabo entre finales de septiembre y principios de octubre, ahora por el aumento de las temperaturas, este periodo se redujo considerablemente empezando en noviembre, lo que disminuye los niveles de producción del ingrediente clave del platillo japonés.

Sobre este fenómeno y su impacto en la industria gastronómica, la nutricionista y chef Mariana Viloria, propietaria de un establecimiento de comida saludable en Miami comentó que esta situación afecta la “calidad nutricional de los productos del mar y también su costo”.

Por este motivo, en su restaurante optaron por sustituir algunos platos tradicionales con más opciones vegetales y así reducir la compra de algas y tratar de equilibrar de esta forma el exceso de demanda de este producto.

“Pienso que nuestra industria debe aportar a reducir los impactos del cambio climático con opciones creativas y nutritivas, sin sufrir a nivel de ventas o ganancias en el restaurante y usando de una forma mas integral los productos del mar. Un granito de arena que cada uno aporte, forma un montón de posibilidades de una mejora”, dijo a Efe.

La importancia del nori no sólo radica en sus propiedades nutricionales, su rol en la elaboración del sushi o su sabor.

Su producción es uno de los motores económicos de algunas zonas de Japón, con pueblos enteros dedicados a esta actividad, por lo que, de continuar cayendo tendría implicaciones de todo tipo, incluyendo, por supuesto, la preparación de este “roll”.

Por eso la experta insiste en la necesidad de actuar con consciencia y creatividad, pero sin sacrificar calidad.

Para lograrlo se puede optar por sustituir esta alga con el papel de arroz, incluso el tofu frito, aunque hay quien prefieren ir incluso más allá y apuestan por pepino finamente cortado, que le da al sushi un color extra y un sabor muy especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *