Internacional

La Cepal propone pactos con una amplia participación para la recuperación postcovid

#Internacional
La Cepal propuso la construcción de pactos políticos y sociales “de largo alcance y con amplia participación” “para universalizar la protección social y la salud” en la recuperación poscovid-19.

 

 

EFE

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) propuso este jueves la construcción de pactos políticos y sociales “de largo alcance y con amplia participación” “para universalizar la protección social y la salud” en la recuperación poscovid-19.

“Se requerirán pactos políticos que incluyan políticas fiscales expansivas, progresivas, eficaces y eficientes”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, durante el lanzamiento de un informe sobre “pactos políticos y sociales para la igualdad y el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe en la recuperación postcovid-19”.

La máxima representante de la Cepal indicó que la región necesita “liderazgos que den certidumbre” y que “sepan construir alianzas” para “promover la solidaridad entre las naciones, fortalecer la integración regional y enlazar la emergencia con la recuperación”.

Bárcena recordó que América Latina y el Caribe enfrenta la peor crisis en cien años, con efectos y consecuencias sanitarias, económicas, sociales y políticas que perdurarán en el mediano plazo.

La pandemia de la covid-19, manifestó Bárcena, ha evidenciado problemas estructurales del modelo de desarrollo de la región, profundizando la desigualdad, la pobreza y la vulnerabilidad económica y social.

Asimismo, destacó que ha aumentando las brechas de género, ya que “las mujeres son las más expuestas a la pérdida de empleos por el confinamiento, están empleadas en la primera línea de cuidados y son las menos protegidas”.

Si bien destacó los esfuerzos fiscales realizados por los países para enfrentar la pandemia (que han promediado 4,1 % del PIB, acompañados de garantías estatales de crédito de hasta 10 % del PIB), reiteró que estos no han sido suficientes.

“En América Latina, el 53 % de la población económicamente activa no cotiza ni está afiliada a sistemas de salud y se observa una crisis de los estratos medios”, apuntó.

Por otra parte, dijo que hay que “aprender del pasado” y atender fenómenos como “el alto descontento ciudadano, el distanciamiento preocupante de las democracias representativas, la falta de confianza hacia las autoridades e instituciones y el poco recambio generacional en la política”.

“Resulta fundamental no perder de vista la centralidad de los derechos humanos y la vigencia del Estado de derecho durante la pandemia, así como en el proceso de recuperación”, sostuvo.

“Tenemos que escuchar, dialogar y empoderar a los territorios, Gobiernos y actores subnacionales. Esta crisis también evidenció que la sociedad civil, la academia y el sector privado son actores indispensables”, remarcó Bárcena.
El documento fue presentado durante un seminario web que contó con la participación de parlamentarios de la región y de representantes de otros organismos internacionales.

“Me parece no solo oportuno sino fundamental el llamado que hace la Cepal, a través de este informe, a buscar pactos políticos y sociales que permitan enfrentar las consecuencias de la pandemia de la covid-19 de manera sostenible”, expresó Laura Flores, directora de la División de las Américas del Departamento de Asuntos Políticos de las Naciones Unidas, presente en el acto.

“Como propone el informe, ahora más que nunca las políticas de los Gobiernos deben ser transparentes, inclusivas, receptivas, centradas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que sigue siendo nuestro marco para la recuperación”, agregó.

La Cepal estima que el producto interno bruto (PIB) de la región caerá un 9,1 % en 2020 y se prevé el cierre de 2,7 millones de empresas formales.

El desempleo alcanzaría a 44 millones de personas y se espera un retroceso de 15 años en materia de reducción de la pobreza (con 231 millones de personas en esta situación en 2020) y de 30 años en cuanto a la pobreza extrema (96 millones de personas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *