Nacional

Barco de Sea Shepherd regresa a labores para salvar vaquita marina en México

#Nacional
Actualmente solamente quedan alrededor de 20 vaquitas vivas, según estimaciones.

 

 

EFE

La embarcación de la organización Sea Shepherd regresó este jueves después de varios meses parado a sus labores de protección de la vaquita marina, el mamífero más amenazado del mundo, en el Alto Golfo de California, en el norte de México.

El barco había estado en el puerto debido a lo desafíos logísticos que planteaba la pandemia mundial de coronavirus, pero la tripulación experta ya esta trabajando con las autoridades mexicanas y los locales para retirar las redes de enmalle ilegales que amenazan la supervivencia del animal, según informó la ONG en un boletín.

Este tipo de redes son la principal causa de declive de la especie, ya que con ellas forman barreras bajo el mar que son impenetrables y representan peligro para toda vida marina.

Actualmente solamente quedan alrededor de 20 vaquitas vivas, según estimaciones.

“Cada red de enmalle eliminada es un arma desarmada, dando esperanza de que la vaquita se pueda salvar en esta carrera contra la extinción”, dijo el director de campañas de Sea Shepherd, Peter Hammarstedt.

Los pescadores furtivos colocan este tipo de redes para capturar totoaba, una especie de pez protegida porque su buche tiene gran demanda en el mercado negro chino por las capacidades afrodisíacas y medicinales que le atribuyen.

“Nuestros barcos están completamente equipados con equipo de protección personal y estamos llevando a cabo operaciones bajo las pautas establecidas por nuestra junta asesora médica. La lucha para salvar una especie debe continuar, incluso durante estos tiempos difíciles”, dijo la capitana del Sharpie, como se conoce a la embarcación que trabaja para salvar las vaquitas, Jacqueline Le Duc, con relación a la situación actual por la COVID-19.

Sea Shepherd ha trabajado con las autoridades mexicanas durante los últimos seis años, eliminando estas redes de enmalle ilegales que amenazan la supervivencia de la vaquita y toda la vida marina en el área.

Hasta la fecha, se han retirado más de 1.000 piezas de artes de pesca ilegales del refugio creado para la vaquita marina, salvando directamente la vida de más de 4.000 animales, según la organización conservacionista.

El Gobierno de México estableció a principios de este año una mesa de trabajo específica en el Alto Golfo de California para tratar de salvar de su extinción a la vaquita marina, un mamífero que todavía no se ha podido reproducir en cautiverio, algo que sí se ha logrado con la totoaba.

Como parte del plan de conservación público de la vaquita marina, existe un refugio marino para estos animales considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *