Nacional

México necesita modificar el ambiente alimentario aunado a nuevo etiquetado

#Nacional
Expertos en salud alimentaria coincidieron en que si bien el etiquetado de advertencia es una buena herramienta para evitar el consumo de alimentos chatarra, es todavía insuficiente.

 

 

EFE

México necesita modificar el ambiente alimentario que actualmente promueve la obesidad en la infancia y mejorar las políticas públicas dirigidas a los niños, especialmente tras la entrada en vigor este jueves del nuevo etiquetado de alimentos, consideraron expertos.

En conferencia de prensa virtual, expertos en salud alimentaria coincidieron en que si bien el etiquetado de advertencia es una buena herramienta para evitar el consumo de alimentos chatarra, es todavía insuficiente.

“El etiquetado es una iniciativa importante porque guía a la población hacia opciones más saludables para alimentarse, sin embargo, no es la única herramienta”, dijo Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública.

Detalló que este nuevo etiquetado es un hito pues lo entiende la gran mayoría de la población, incluyendo niñas y niños.

“La comida chatarra se hizo común en las escuelas. Esto generó una epidemia muy importante porque los niños no podían saber cómo elegir alimentos saludables”, aseveró.

Paulina Magaña, coordinadora de salud alimentaria de la organización El Poder del Consumidor, señaló que el ambiente alimentario está acompañado de una publicidad que engancha a las infancias, exponiéndolas a sabores e ingredientes que moldean su paladar con altos impactos en su salud.

El problema con esto, refirió, es que cuando los pequeños están expuestos a esos sabores modifican sus preferencias de alimentación “para toda la vida”.

Esto es porque el conjunto de ingredientes que contienen “generan adicción al nivel del cerebro”.

Actualmente, señaló, hasta 65 % de los niños menores de dos años ya consumen bebidas azucaradas, por lo que el etiquetado ayudará a los padres a decidir si es lo que quieren que sus pequeños consuman.

Este jueves, 1 de octubre, entra en vigor la primera fase del nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas procesados, una medida que las autoridades mexicanas fijaron como parte de las acciones para prevenir el aumento de casos de sobrepeso y obesidad en el país.

De acuerdo con la nueva ley, los productos industrializados y bebidas azucaradas deberán rotularse con un etiquetado de advertencia o con las características nutricionales en las que el producto supera el valor establecido.

Estas deberán contener un símbolo octagonal de fondo negro y borde blanco que diga “Alto en”, seguido de la característica que se tenga que destacar ya sea grasas, saturadas, sodio y azúcares, entre otras.

Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), señaló que se debe asumir una posición ética.

“Como adultos tenemos que escuchar más a niñas, niños y adolescentes y el etiquetado facilitará las decisiones de consumo para ellos”, manifestó.

Finalmente, coincidieron en que esta herramienta debe ser solo una de las muchas que ayuden a luchar contra la obesidad en México, que se ha apoderado del 71 % de mexicanos adultos y afecta a tres de cada 10 niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *