Nacional

Etiquetado frontal mexicano, uno de los más avanzados del mundo, dice la OPS

#Nacional
Este 1 de octubre entra en vigor la primera fase del nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas procesados, una medida que las autoridades fijaron como parte de las acciones para prevenir el aumento de casos de sobrepeso.

 

 

EFE

El nuevo etiquetado frontal de alimentos mexicano, que entra en vigor este 1 de octubre en una primera fase, es una de las regulaciones “más avanzadas del mundo y un ejemplo para la región”, aseveró este miércoles un representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“El etiquetado está basado en evidencia científica. La implementación de esta medida podría ayudar a la reducción del consumo de exceso de nutrientes dañinos”, dijo en conferencia de prensa, el doctor Fabio Gomes, asesor regional en nutrición y actividad física para las Américas en la OPS/OMS.

Este 1 de octubre entra en vigor la primera fase del nuevo etiquetado frontal para alimentos y bebidas procesados, una medida que las autoridades mexicanas fijaron como parte de las acciones para prevenir el aumento de casos de sobrepeso y obesidad en el país.

De acuerdo con la nueva ley, los productos industrializados y bebidas azucaradas deberán rotularse con un etiquetado de advertencia o con las características nutricionales en las que el producto supera el valor establecido.

Estas deberán contener un símbolo octagonal de fondo negro y borde blanco que diga “Alto en”, seguido de la característica que se tenga que destacar ya sea grasas, saturadas, sodio y azúcares, entre otras.

Mauro Brero, jefe de nutrición de UNICEF en México, dijo que si bien el etiquetado por sí mismo tiene el potencial de brindar beneficios directos, aún se requiere armonizar con otras medidas para garantizar un ambiente saludable para niñas y niños.

“Por ejemplo, la reglamentación del marketing de productos alimenticios que se dirigen a ellas y ellos”, apuntó.

Por su parte, el doctor Israel Ríos, oficial regional de nutrición para América Latina y el Caribe de la FAO comentó que en América Latina existen 142,6 millones de personas en inseguridad alimentaria, un problema que repercute en el consumo de nutrientes dañinos.

“Al existir inseguridad alimentaria, las familias optan por dietas con exceso de nutrientes dañinos. De ahí la importancia del etiquetado”, manifestó.

Dijo que es necesario hacer ajustes a nivel de políticas públicas para transformar los sistemas alimentarios “a fin de permitir el acceso económico a dietas más saludables”.

En tanto, Alejandro Calvillo, director de la organización El Poder del Consumidor, comentó que el etiquetado ha sido combatido en México por las grandes corporaciones transnacionales de bebidas y alimentos ultraprocesados.

Reconoció la decisión de las Secretarías de Salud, Economía y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COfepris) de esta administración “de dar el primer paso para la recuperación de la salud alimentaria en nuestro país”.

Sobre los amparos interpuestos por varias empresas dijo que esperan que el Poder Judicial “esté a la altura” de los Poderes Legislativo y Ejecutivo que llevaron adelante esta regulación, y que antepusieron el derecho a la salud frente a las epidemias de obesidad y diabetes que se viven en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *