Cultura

Leonardo Padura defiende el derecho a la fidelidad a los amigos y a uno mismo

#Cultura
El escritor cubano Leonardo Padura, premio Princesa de Asturias de las Letras, ha defendido este miércoles el derecho de las personas a ser fieles a los amigos y a sí mismas.

 

 

EFE

El escritor cubano Leonardo Padura, premio Princesa de Asturias de las Letras, ha defendido este miércoles el derecho de las personas a ser fieles a los amigos y a sí mismas, lo cual expresó en su novela más reciente, “Como polvo en el viento”.

“Yo creo que las cosas importantes hay que preservarlas y una de las importantes es ser fieles a nosotros mismos y a nuestros amigos. Es una filosofía que practico y trato de que mis personajes la practiquen”, ha dicho el autor en una rueda de prensa organizada por la Editorial Planeta en México.

Publicada por Planeta y ya en las librerías de la mayoría de los países de habla hispana, “Como polvo en el viento” cuenta una historia acerca de la emigración de los cubanos, en la cual Padura destaca el valor de la amistad y el derecho a la coherencia, se viva dentro o fuera de la isla.

“A veces permitimos que coyunturas creadas por otras personas afecten las relaciones entre individuos, valoro que los amigos sean fieles a los amigos. Es algo que he tratado de practicar y he logrado encontrar amigos que practican esa fidelidad, amigos que viven en Cuba, Miami, Madrid, Barcelona, o México”, observa.

Durante más de una hora, el novelista se ha referido al proceso de creación de su nueva obra, cuyo nombre fue sugerido por un amigo mientras escuchaba la canción “Dust in the wind”, de Kansas, en una estancia en Cancún, en el Caribe mexicano.

“Esta es una novela que, como casi todas las mías, parte de las obsesiones que me van acompañando a lo largo de mi vida, de mi experiencia como cubano y como escritor”, ha expuesto.

LA GENERACIÓN DE PADURA

Padura ha manifestado que la lectura de su obra no debe reducirse al tema doméstico, sino que debe ser más amplia y ha incidido en los valores de su generación, reflejados en su novela por personajes apenas con dinero, que comparten lo poco con amigos a punto de emigrar.

“Hoy las cosas han cambiado. Los niños que no tienen unas zapatillas de marca o una mochila no están en el grupo de los de más posibilidades y eso se ha extendido en la sociedad cubana. Han aparecido destellos de riquezas y bolsones de pobreza”, señala.

Al referirse a la educación de los de su edad, nacidos poco antes o a inicios de la Revolución cubana, ha dicho que su generación tuvo ventajas, también en el tipo de música que escuchó, y se ha burlado de las letras vacías del reguetón, tan popular en Cuba.

“Mi generación tiene gran ventaja sobre las actuales; tiene en la memoria la música de Beatles, de los Rollings Stones, Kansas y toda esa música, a diferencia de la memoria que tendrán los de ahora, con frases como ‘Dame la gasolina, toma la gasolina'”, ha ironizado.

ELECCIONES EN EEUU

Padura ha hablado de la división entre los emigrados cubanos en Estados Unidos, que han tomado posiciones militantes, unos acusan de fascista a quien vote por Donald Trump para seguir como presidente del país, otros de comunista a quien lo haga por Joe Biden, opción de cambio.

“Es una manifestación de la división de la sociedad norteamericana, que ha generado Donald Trump. La comunidad cubana no está al margen y se han polarizado las opiniones políticas. Nadie que haya vivido en un régimen comunista puede pensar que Biden sea comunista; en eso hay una manipulación tremenda”, añade.

La novela de Padura tiene a tres mujeres en roles de personajes principales, lo cual el escritor interpreta como un reto porque debió adentrarse en la sicología femenina.

“Fue un reto entrar en la profundidad del alma femenina, un desafío”, concluye el novelista, que confiesa tener la mayor afinidad con Clara, uno de los personajes claves, cuya realidad es parecida a la suya, residente en Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *