Arquitectura InPerfección Principal

MORPHOSIS.  parte 3

#Arquitectura
La percepción de la configuración resultante es la de una serie de terminales o límites ambiguos, y forma la base de la organización funcional.

 

Carlos Rosas C / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Continuamos con el análisis y descripción de algunos proyectos de Morphosis, que de la mano de Thom Mayne y Michael Rotondi, en de 1989 a 1991 desarrollan el edificio Higashi Azabu en Tokio Japón, un edificio comercial y de oficinas que representó un desafío debido a las condiciones del terreno, sin embargo la solución arquitectónica resulta magistral, digna de revisar con detenimiento por el carácter formal con que fue acuñado este edificio.

 

Sigan con nosotros en esta muestra de algunos trabajos que forman parte de este grupo que nos muestra con mucha claridad que la labor arquitectónica puede darse de manera integral sin sacrificar la calidad compositiva.

 

EMPLAZAMIENTO URBANO, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

TORRE HIGASHI AZABU.

Diseño Arquitectónico: Morphosis.

Arquitectos: Thom Mayne y Michael Rotondi.

 

El edificio Higashi Azabu es producto de su contexto, aún así se suelta simultáneamente de estas fuerzas mediante la intención de transformar y extender la percepción del terreno. La delgadez del edificio generador por el terreno de 4.5m x 25m se exagera por la cualidad como trozada, o por la estrategia de astillado que genera el lenguaje formal del edificio.

 

PLANTAS ARQUITECTÓNICAS, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

La percepción de la configuración resultante es la de una serie de terminales o límites ambiguos, y forma la base de la organización funcional. Un corte en la sección transversal del edificio, el cual reitera el trato longitudinal, produce una entrada y organiza los sistemas de movimiento vertical con sus volúmenes asociados.

 

MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991
MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

Un vacío aislado que constituye el centro estructural para esta propuesta, refleja la condición del terreno y nuestro interés en su falta de resolución. En esta estructura multiusos, estas ambigüedades se entienden a través de los varios componentes del edificio. 

 

MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991
MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

En el nivel de la calle el edificio contiene una galería y un restaurante, mientras que las oficinas de los inquilinos se encuentran en los pisos superiores. La parte vertical superior del edificio funciona como un dato y está definida mediante una pared que denota peso y acentúa su estado independiente.

 

MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991
MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

Esta pared está perforada con aberturas regulares, las cuales parecen vacías debido a glaseado inclinado hacia el firmamento. Una serie de planos verticales delineados corren paralelos a la pared articulando ideas de división espacial, acrecentamiento, tiempo, adición, la comprensión de un proceso y la continuidad de transformación.

 

MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991
MAQUETA, EDIFICIO HIGASHI AZABU, 1989-1991

 

Una analogía se dibuja entre el crecimiento de la ciudad, con su inherente naturaleza aditiva, y las capas delineadas de los edificios. Cada capa, colapsada u condensada, tiene su propia identidad urbana reflejando la naturaleza del angosto terreno y de su papel coleccionando y grabando a la ciudad más allá de sus límites.

 

#InPerfecto

 

FUENTES

a Arquitectura

REVISTA PERIÓDICA DE ARQUITECTURA.

Nº 9, Octubre 1993

PAGINAS 22, 23.

Director: Isaac Broid.

ISSN: 0188-803X

 

IMÁGENES

EDIFICIO DE OFICINAS HIGASHI AZABU

https://www.morphosis.com/architecture/79/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *