Internacional

Estados Unidos y Brasil siguen sin frenar la pandemia y a la cabeza de contagios y muertes

#Internacional
Estados Unidos y Brasil siguen sin controlar la pandemia de coronavirus y a la cabeza de contagios y muertes, con casi 120.000 fallecimientos en el país norteamericano y 50.000 en territorio brasileño.

 

EFE

Estados Unidos y Brasil siguen sin controlar la pandemia de coronavirus y a la cabeza de contagios y muertes, con casi 120.000 fallecimientos en el país norteamericano y 50.000 en territorio brasileño. En todo el mundo, la cifra de infectados se acerca a los nueve millones y la de muertes supera ampliamente las 450.000

Estados Unidos alcanzó este domingo las cifras de 2.278.373 casos confirmados de COVID-19 y de 119.959 fallecidos con la enfermedad, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance es de 27.000 contagios más que el sábado y de 304 nuevas muertes.

Tras dos días consecutivos con más de 30.000 nuevos casos diarios, la cifra se redujo ligeramente el domingo.

El repunte de contagios en estados como California (con 4.515 más) Florida (4.049 más), Texas ( 4.430 más) o Arizona (3.109 más) ha vuelto a disparar el cómputo global.

El foco de la pandemia en Estados Unidos se ha desplazado ahora de la golpeada Costa Este a los estados del Cinturón del Sol, como California, Florida, Texas y Arizona, que suman entre los cuatro casi la mitad de nuevos casos en todo el país.

Nueva York, donde la epidemia parece ya controlada, se mantiene como el estado más golpeado en EE.UU. por la pandemia, con casi 400.000 casos confirmados y 31.083 fallecidos, una cifra solo por debajo de las de Brasil, el Reino Unido e Italia.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto más de 22.000 personas.

El balance provisional de fallecidos -119.959- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre habiendo superado los 200.000 muertos.

Brasil

Brasil rebasó este domingo la barrera de los 50.000 muertos por coronavirus tras registrar 632 nuevos fallecidos diarios y alcanzar los 50.608 decesos, a poco más de tres meses de la confirmación de la primera muerte en el país, según datos oficiales de las Secretarías regionales de Salud.

De acuerdo con los datos compilados por el Consejo Nacional de las Secretarías de Salud (CONASS), el país informó además de 17.304 nuevos contagios por COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que el total de infectados asciende ya a casi un millón cien mil casos.

Esta semana, Brasil registró cinco jornadas consecutivas por encima de la barrera de los 1.000 muertos, lo que confirma al país como el segundo del mundo tanto en número de víctimas como de contagios, solo detrás de Estados Unidos.

Las cifras apuntan que el virus sigue avanzando aceleradamente en Brasil pese a que los especialistas alertan de que la pandemia todavía no alcanzó su pico en ese país de dimensiones continentales y unos 210 millones de habitantes.

De acuerdo con los datos de las 27 Secretarías regionales de Salud del país, Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil y donde viven cerca de 46 millones de personas, sigue como epicentro de la enfermedad, con 12.588 muertos y casi 220.000 casos confirmados de COVID-19.

El segundo estado más azotado por la emergencia sanitaria es Río de Janeiro, que ya contabiliza 8.875 fallecidos y se acerca a los 100.000 infectados.

Pese al creciente número de contagios, centenares de personas volvieron a ignorar las prohibiciones impuestas por las autoridades sanitarias y llenaron las playas de la “ciudad maravillosa” este domingo.

En el empobrecido nordeste brasileño, la situación más delicada se encuentra en el estado de Ceará, que alcanzó los 5.523 fallecimientos y podría sobrepasar a Río de Janeiro en número de contagiados los próximos días.

Diversos estados y ciudades brasileñas empezaron a inicios de junio su proceso de reapertura gradual de la economía, pero muchos municipios han dado marcha atrás esta semana debido al acelerado ritmo de expansión del patógeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *