Editorial

López, el presidente predicador

#InPerfecciones
De nada sirven sus giras, la realidad no se puede ocultar con simples palabras, pero todavía no entiende.

 

 

 

Cruz Hernández Sánchez / @IamMillennial_
cruzhendez@gmail.com

 

De nada sirven sus giras, la realidad no se puede ocultar con simples palabras, pero todavía no entiende.

 

López confunde la popularidad con progreso, esto queda demostrado con esa enferma necesidad de tener los reflectores sobre él… Es sobrio y al igual que un niño mimado al  tener un berrinche, nadie se atreve a llevarle la contraria, el mismo secretario de salud calla ante el asunto y su horda de medios aduladores siempre encuentran la forma de justificarlo, su popularidad va a la baja y en lugar de tomar acciones para corregir el rumbo de su carrera presidencial se limita a recorrer el país en una eterna campaña, sigue predicando soluciones a problemas que el mismo está causando, la pobreza y corrupción pasaron de ser herencias de otros sexenios a convertirse en su responsabilidad, tiene el poder en las respectivas cámaras para iniciar un cambio, es lamentable que sus acciones no sean lo suficientemente fuertes para que hablen por sí solas y deba salir a defenderlas. 

 

El martes, 2 de junio, estará en Yucatán, y el miércoles en Campeche, en ambos casos, para dar los banderazos de inicio a la construcción de los tramos del Tren Maya, sus preciados elefantes blancos, una obra faraónica en tiempos de crisis que demuestra el poder económico que méxico tiene para los caprichos del emperador, mientras los médicos compran sus propios insumos, mientras los niños con cáncer deben manifestarse para obtener medicamentos. Un elefante blanco teñido de rojo.

 

Cuál es el objetivo de exponerse de esa manera y a toda su comitiva (personal de avanzada, logística, seguridad y medios de comunicación)  para reactivar sus necesarias giras por México, de nada sirve salir a decir que las cosas marchan bien en medio de una pandemia. Además es esto ¿Qué imagen da el presidente al no acatar la medidas de seguridad impuestas por su mismo secretario de salud? Por una parte predica que estamos en el pico de la pandemia y debemos seguir las recomendaciones de Gatell al mismo tiempo que tira por la borda ese discurso con sus acciones, Sólo podemos esperar dos cosas de esta acción: 

 1.- Que el pueblo no siga el mal ejemplo del presidente y se acate a las medidas de salud necesarias para controlar la pandemia. 

 2.- Que la fuerza moral de AMLO sea lo suficientemente fuerte para protegerlo a él y a sus seguidores de un posible contagio.

 

#InPerfecto

One Reply to “López, el presidente predicador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *