Cultura

Precariedad en la adquisición de libros

#Cultura
Nicolás Cuéllar y Tomás Granados dialogaron sobre cómo podrían sobrevivir las editoriales independientes en estos tiempos.

 

 

Notimex
Por Cristóbal Torres

La situación ideal para las editoriales independientes es contar con un mercado lo suficientemente profundo, en el que no sea necesario ningún apoyo estatal, consideró Tomás Granados Salinas, director general de Grano de Sal, y señaló que sería un error apostar todas las posibilidades a la ayuda oficial; la creatividad en estas empresas es muy abundante, el problema es la precariedad en la adquisición de libros.

Al participar en el encuentro virtual “La edición independiente: cómo preservar nuestra bibliodiversidad”, organizado por Metabooks MX, estimó una contradicción el papel estatal como editor y librero, faceta última en la que toma “la lógica de los entes privados: no quiere comprometer sus recursos, le da miedo; cuando la acción del Estado es producir un efecto más allá; queremos verlo cuidando el tejido de las editoriales y librerías en el país”.

En su oportunidad, Nicolás Cuéllar, editor en jefe de Dharma Books, consideró que las acciones en conjunto son la mejor opción para salir de la actual situación; sin embargo, aunque debe tenerse cuidado al decidir con qué fuerzas realizar esa unión. “Sexto Piso, Almadía y Era son editoriales a la par que unen fuerzas, porque juntas pueden lograr un objetivo común”, y anotó que si sumaran a su editorial “quizás no aportaría mucho a su objetivo final”.

Aunque consideró que los esfuerzos solitarios son buenos, aclaró que sólo sirven para causas muy particulares; antes de realizar cualquier acción, lo mejor es prestar atención a las políticas públicas y fiscales que rigen hoy en día en el panorama editorial nacional.

Granados coincidió en que, a problemas colectivos, lo mejor es acudir a soluciones conjuntas, y resaltó la necesidad de buscar proyectos comunes con librerías afines, pues las grandes cadenas tienen una lógica distinta. “Hay que fortalecer a los pares que sufren a escala semejante”, en especial con los puntos de venta independientes.

Sobre si la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana ha adaptado su agenda a la de los independientes, Cuéllar consideró que es necesario mejorar la exposición y distribución de las pequeñas empresas, que terminan desplazadas, en tanto que para Granados ese tipo de agrupaciones deberían volverse más atractivas para que sellos como los suyos se inscriban de manera natural, resaltar sus beneficios en contraste con las cuotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *