Cultura

Urge la creación de un censo de trabajadores del arte y la cultura

#Cultura
La directora del INBAL manifestó que la ausencia de un censo impide el desarrollo de políticas públicas.

 

 

Notimex
Por Cristóbal Torres

Generar un censo con peso jurídico de trabajadores dedicados a la cultura y las artes para la definición de una política pública nacional, es una de las necesidades primarias en el gremio, señaló Lucina Jiménez, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Durante la tercera reunión virtual convocada desde la Asamblea por las Culturas, #NoVivimosdelAplauso y el MOCCAM (Movimiento Colectivo por el Arte y la Cultura de México), mencionó que, después de indagar en los registros disponibles de artistas como los del gobierno de la Ciudad de México y el Sistema de Información Cultural de la Secretaría de Cultura, no hay concordancias en ninguno.

Por ello, señaló la urgencia de estipular los parámetros y métodos que permitan generar un registro de trabajadores de la cultura y las artes; por su parte, el director General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, Mardonio Carballo, adelantó que ya está haciendo un recuento con las personas que han trabajado junto a la dirección general; hasta ahora tiene registrados mil 800 artesanos.

La presidenta de la Comisión de Cultura del Senado, Susana Harp, anunció el boceto de un proyecto titulado “Cien mil por la diversidad del arte y la cultura”, que puso a disposición de los convocados para trabajarlo y debatirlo; en tanto, Miguel Poot, secretario técnico de la Comisión, explicó que el proyecto necesitaría 60 millones de pesos; pero contempla únicamente a dos mil 683 artistas, lo que consideró un universo muy limitado.

Resaltó que el proyecto funcionaría como convocatoria por lo que descartó la necesidad de un censo. Cien mil por la cultura entregaría dos salarios mínimos mensuales durante tres meses, sumando un total 22 mil 179 pesos, para el diseño de una actividad que se desarrollaría en el segundo semestre del año o el siguiente.

 

Confusiones y dichos

El actor, Javier Tovarich, manifestó que el plan no contempla a los espacios independientes y que dicho tema no ha sido abordado en la agenda. Por su parte, Florina Piña denunció que la Secretaría de Cultura siga promoviendo convocatorias no remuneradas como Alas de Lagartija; condenó que se siga solicitando el trabajo gratuito pues revela “una doble problemática de índole estructural”.

Piña también denunció el recorte de 75 por ciento de actividades de narradores orales de Alas y Raíces. Al respecto, Lucina Jiménez aclaró que tan pronto se enteró de la noticia llamó a Jesús Antonio Rodríguez, coordinador nacional del programa, quien le desmintió el recorte. El funcionario le informó a Jiménez que tendría dos llamadas con medios de comunicación para hacer la aclaración respectiva. La Secretaría de Cultura publicó un comunicado donde aclaró que el programa no ha tenido ninguna modificación presupuestal.

Sin embargo, José Luis Cruz insistió que hay personas dedicadas al teatro infantil que les están cancelando los contratos ya establecidos, incluso a los que ya les habían cancelado el año pasado. Solicitó que Jesús Antonio Rodríguez aparezca públicamente, mencionó que “lo que están comunicando y lo que están haciendo es contradictorio; dicen una cosa y luego hacen otra, están confundiendo mucho”.

Finalmente se estipuló que, a partir del martes, iniciarán los trabajos para la formación del censo. Antes de terminar, Lucina Jiménez informó que no se ha cancelado ningún contrato de teatro; anunció que la Compañía Nacional de Teatro trabaja para una posible reconversión de las obras en otros formatos en el Centro Cultural del Bosque y el Palacio de Bellas Artes, para no verse en la necesidad de esperar a que se termine la contingencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *