Nacional

Contaminación del aire vulnera a Baja California Sur ante COVID-19

#Nacional
Organizaciones de la sociedad civil piden a la CFE no usar combustóleo. #TomateloEnSerioMx.

 

 

Notimex

 

Organizaciones de la sociedad civil hacen un llamado urgente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para detener cualquier nuevo proyecto de generación de energía a partir de combustóleo en Baja California Sur, ya que agravaría la deteriorada calidad del aire y pondría en riesgo la salud de los habitantes.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A. C. (CEMDA), el Observatorio Ciudadano “Cómo Vamos La Paz” y el Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, A. C. (CERCA), hacen el llamado a la CFE porque “nos preocupa que, ante la caída de los precios del combustóleo, el gobierno pueda tomar decisiones impulsivas respecto al suministro energético que requiere el estado”.

Aunque utilizar este combustible fósil puede verse de momento como un “ahorro”, a largo plazo los costos pueden ser muy altos en términos de contaminación del aire y afectaciones a la salud”, señaló Jaqueline Valenzuela, directora de Operaciones de CERCA.

El uso de combustibles fósiles para generar energía tiene repercusiones graves en términos de cambio climático, debido al dióxido de carbono (CO2) que se emite a la atmósfera.

De igual forma, tiene impactos negativos para la salud de las personas, al emitir contaminantes que deterioran gravemente la calidad del aire.

La contaminación del aire en la ciudad de La Paz rebasa varios días al año los niveles permisibles de dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono (03), según monitoreos ciudadanos (CERCA, 2019).

La emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 ha dejado en evidencia que un factor de riesgo que agrava la condición de salud de las personas es padecer afecciones de vías respiratorias, y la contaminación ambiental deteriora gravemente los sistemas respiratorios y los hace más vulnerables a adquirir enfermedades.

Al respecto, un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) confirma que la contaminación ambiental favorece la prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas: “…la carga global de la enfermedad atribuida a factores ambientales se calcula en alrededor de 25 por ciento del total para la población en general, y cerca de 35 por ciento para la población infantil”.

“Se estima que aproximadamente cuatro millones de niños, principalmente en países en desarrollo, mueren anualmente por causas asociadas a factores ambientales tanto pretransicionales (falta de condiciones sanitarias, contaminación del aire intramuros, etc.) como emergentes (compuestos químicos persistentes, plastificantes, etcétera)”.

El mundo avanza hacia economías bajas en carbono y México no puede quedarse atrás. Estados como Baja California Sur deben aprovechar su alto potencial de generación de energía a partir de renovables para transitar hacia modelos más limpios y sustentables, señaló Gustavo Alanís Ortega, presidente del CEMDA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *