Ciudad de México

Mordeduras de serpiente, un problema de salud pública en Edomex

#CDMX
Con un promedio anual de 200 mordeduras de serpiente, especialistas consideran que el Estado de México (Edomex) enfrenta un problema de salud pública.

 

 

Notimex

Con un promedio anual de 200 mordeduras de serpiente, especialistas consideran que el Estado de México (Edomex) enfrenta un problema de salud pública, ya que el veneno del animal pone en riesgo la vida de los pacientes y en algunos casos los conduce a la muerte.

Así lo consignaron Imelda Medina Torres, Gabriela Soto Serrano y Guillermo Vázquez Vázquez, adscritos a la Subdirección de Epidemiología del Instituto de Salud del Edomex, en su artículo “Comportamiento clínico y epidemiológico de las intoxicaciones por mordedura de serpientes en el Estado de México durante el 2018”.

En el documento advirtieron que en los últimos ocho años, la frecuencia de las mordeduras por serpiente en el Edomex mostró una tendencia ascendente y detallaron que de 2011 a 2018 el número de casos reportados en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica Convencional se incrementó en 168 por ciento, al pasar de 134 a 225 casos.

Del análisis de las mordeduras de serpiente ocurridas en 2018, observaron que de mayo a septiembre sucedieron la mayor parte de los eventos y que 62 por ciento de éstos se consumaron en la tarde, posiblemente debido a que en ese horario las serpientes están fuera de su madriguera por lo que aumenta el riesgo de contacto con las personas.

Destacaron el hecho de que “el tiempo transcurrido entre la mordedura y la atención médica es más prolongado debido probablemente a que como los síntomas no se presentan de inmediato, los pacientes no acuden a la unidad de salud después de ser agredidos, sino hasta que se encuentran con un grado de envenenamiento más avanzado”.

Las jurisdicciones ubicadas en la zona norte del estado más poblado del país, así como las que colindan con el estado de Morelos fueron las que más casos de mordedura de serpiente registraron: Toluca, Tenancingo, Atlacomulco y Amecameca concentraron 54 por ciento del total.

Sobre los blancos predilectos de las serpientes, las integrantes del Instituto de Salud mexiquense indicaron que se trató de personas del sexo masculino que oscilaban entre 25 y 44 años años de edad y entre 50 y 59 años, con énfasis en hombres dedicados a las labores del campo.

Frente a este panorama, Imelda Medina, Gabriela Soto y Guillermo Vázquez consideraron necesario reforzar las medidas de prevención contra las mordeduras, particularmente en las áreas con mayor frecuencia de ataques, así como dotar del faboterápico –antiveneno– específico a las unidades médicas que atienden más casos.

Subrayaron, asimismo, la importancia de continuar promoviendo la notificación oportuna y el tratamiento adecuado de estas intoxicaciones con el fin de evitar daños graves y la muerte de los pacientes.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *