Nacional

Devoción a Virgen de Guadalupe sigue propagándose experta

#Nacional
En 2018 llegaron a la Basílica de Guadalupe más de 10 millones de peregrinos.

 

Notimex

La virgen de Guadalupe, cuyo modelo está basado en una imagen flamenca del siglo XV, ha ganado terreno a lo largo de la historia en la devoción de los feligreses, pues se ha propagado rápidamente, de acuerdo con Gisela von Wobeser del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La especialista señaló que la “Virgen en la Gloria”, fechada hacia 1420, es muy similar a la Guadalupana en el trazo, rostro, proporción de sus miembros, la postura corporal y vestimenta. “Las diferencias entre las dos imágenes quizá se deban a los objetivos de los franciscanos.

“Es probable que el autor de la imagen haya sido Marcos Cipac Aquino, aunque no sabemos con certeza cuándo se mandó a hacer; lo que sí sabemos es que cuando llegaron los franciscanos requirieron de imágenes para su proceso evangelizador”, detalló la experta universitaria.

Explicó que el origen del culto a la Virgen de Guadalupe es un santuario prehispánico dedicado a la diosa Tonantzin, en el cerro del Tepeyac, pues en 1525, cuatro años después de concluir el proceso de La Conquista, los frailes franciscanos convirtieron ese santuario en una ermita dedicada a la Virgen María para que los indígenas la adoraran.

Abundó que colocaron una pintura de la virgen como inmaculada concepción, a la que le atribuyeron poderes milagrosos. “No se sabe en qué año se erigió la ermita del Tepeyac, pero debió ser en la primera década después de La Conquista. Estaba dedicada a la Virgen María y no a la Virgen de Guadalupe”.

Gisela von Wobeser abundó que a mediados del siglo XVI llegó el arzobispo de la Ciudad de México, Alonso de Montúfar, quien bautizó a la imagen como Virgen de Guadalupe, mientras que en España la devoción mariana más importante era a la Virgen de Guadalupe de Las Villuercas, en Extremadura.

“Creo que al bautizar a la virgen del cerro del Tepeyac como Guadalupe, muchos se fueron con la finta de que era la mismo; poco a poco la virgen mexicana le comió el mandado a la española porque hoy en España hay más devoción a la Guadalupe del Tepeyac que a la española, salvo en la región de Las Villuercas”, agregó al investigadora.

En México el culto a la Virgen de Guadalupe es un elemento de cohesión “porque no tiene esa parte política, como los partidos, por lo que cualquiera puede identificarse sin mayor problema”, mencionó al señalar que la devoción se propaga de manera rápida, muestra de ello es que en 2018 llegaron a la Basílica más de 10 millones de peregrinos.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *