Nacional

Costo y vida laboral, principales inquietudes de un enfermo de cáncer

#Nacional
Un diagnóstico de cáncer resulta abrumador tanto para el paciente como para sus seres queridos, y con él.

 

 

Notimex

 

Un diagnóstico de cáncer resulta abrumador tanto para el paciente como para sus seres queridos, y con él, mientras pasan los días, vienen a la mente una serie de preguntas respecto a si se puede curar, cuánto cuesta su tratamiento y el tiempo que éste requiere, entre muchas otras.

¿Qué son y para qué sirven las quimioterapias?, ¿necesito internarme en el hospital?, ¿cuánto tiempo durará el tratamiento?, ¿dolerá?, ¿será el más innovador y efectivo?, ¿podré conservar mi trabajo?, son algunas de las dudas que enfrenta de golpe un enfermo de cáncer.

Estas interrogantes son parte de los temores y preocupaciones del paciente, sus familiares e incluso sus cuidadores, cuyas respuestas pueden obtenerlas tanto del especialista que realiza el diagnóstico como de una asociación civil. Ellos están calificados para responder todas las dudas sobre la enfermedad.

Los especialistas destacan que es importante que el paciente conozca los exámenes y pruebas que se pueden realizar para el diagnóstico y seguimiento del cáncer, como biopsias, informes de patología, pruebas radiológicas y de imágenes, así como endoscopías.

Además, debe guardar copia de los informes médicos importantes, entre ellos los de cirugía y tomografías, dado que serán necesarios para una futura atención.

También es primordial saber la estadificación del cáncer, es decir, conocer cuánto cáncer hay en el cuerpo y cuánto se ha propagado, ya que esta es la manera en que el médico determina la etapa de la enfermedad.

Los cánceres avanzados, por lo general, se propagan desde el lugar donde se originaron hacia otras partes del cuerpo (metástasis) . Sin embargo, no todos los que estén en una etapa avanzada son metastásicos.

Para su tratamiento, existen diferentes tipos y por ello es relevante conocer cómo funcionan y qué se puede esperar, incluidos los efectos secundarios que podrían causar; van desde cirugía, quimioterapia, radioterapia, trasplante de células madre, entre otros.

Algunos aspectos a considerar durante y después del tratamiento es la nutrición para el paciente oncológico, ya que una alimentación adecuada puede ayudar a que la persona se sienta mejor y más fuerte.

La actividad física sí está recomendada en algunos casos, porque puede evitar problemas cuando el paciente pasa periodos prolongados en cama, reduce estrés y alivia la fatiga.

En este tema, para tener una mejor calidad de vida, es necesario contar con cuidados paliativos, que se enfocan en los síntomas de la enfermedad, aunque no tratan a la enfermedad misma.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *