Ciudad de México

Tiene Ciudad de México rascacielos sustentable

#CDMX
México establece nuevos paradigmas en la arquitectura mundial al crear un rascacielos que se ha convertido ya en el “Punto Cero” del país y de la capital

 

 

Notimex
Por Miguel Ángel de Alba

 

 

México establece nuevos paradigmas en la arquitectura mundial al crear un rascacielos que se ha convertido ya en el “Punto Cero” del país y de la capital, al generar ahorros de entre el 25 y 30 por ciento en los consumos de energía y agua potable.

En el marco de la inauguración oficial, realizada la víspera, se presentó además el libro “Torre Reforma”, que ilustra todo el proceso arquitectónico, los retos de diseño y construcción, así como la influencia del rascacielos en su entorno urbano.

La arquitectura tiene la oportunidad y el desafío de disminuir el consumo de energía y emisiones de dióxido de carbono (CO2) a nivel global; lo que se haga ahora impactará a las generaciones que vivirán a lo largo de este siglo, informaron los organizadores durante el evento.

Indicaron que uno de los elementos distintivos del proyecto arquitectónico de este inmueble es su compromiso con la sustentabilidad, al ser el único edificio en México con el distintivo LEED Platino, y a que debido a la reducción en hasta 25.4 por ciento del consumo de energía, debido a la planeación de los flujos de personas, vehículos, cargas, agua, electricidad, voz y datos.

Asimismo, no tiene drenajes hacia la ciudad, lo que reduce 30 por ciento el consumo de agua potable, la cual se trata y se reusa. Además, se construyó con el 85 por ciento de materiales mexicanos, lo cual redujo la huella de carbono que se genera al transportar materiales desde lugares apartados.

Torre Reforma fue reconocido como “El Mejor Rascacielos del mundo”, al obtener el International Highrise Award 2018, y como uno de los “50 rascacielos más influyentes del mundo en los últimos 50 años”, por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH).

El autor y arquitecto Benjamín Romano indicó que la obra es un trabajo documentado y detallado sobre cómo se construyó el gigante de 57 pisos y 246 metros de altura.

La edificación es “de gran relevancia para la arquitectura global, al ser un proyecto original que transgrede la lógica natural de los rascacielos. El libro desarrolla a profundidad esta importancia, como si se tratara de una dinámica de flujos: de la afluencia de personas, del consumo de agua, de energía y de la propia carga del edificio”, dijo Miquel Adriá, director de Arquine.

La obra consta de 248 páginas y recopila los detalles estructurales, alzados, cortes por fachada, diagramas y modelos para una mejor comprensión del proyecto.

Entre los participantes, además del arquitecto Romano, asistieron Ari Naím, Director del IFC en México (Corporación Financiera Internacional), brazo de promoción privado del Banco Mundial; Ali Malkawi, Director del Harvard Center for Green Buildings and Cities, así como los arquitectos Francisco Serrano y Víctor Márquez.

Los expertos coincidieron en que la planeación urbana debe dar prioridad a la habitabilidad humana, a la vez que respetar y enaltecer el principio de sustentabilidad, para reducir considerablemente la huella ambiental en la construcción y operación de todo tipo de inmuebles.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *