Editorial

Contradicciones

#InPerfecciones
Las acciones y promesas de un gobierno deben estar bien cimentadas, de lo contrario su figura caerá.

 

 

Cruz Hernández Sánchez / @IamMillennial_
cruzhendez@inperfecto.com.mx

 

 

Las acciones y promesas de un gobierno deben estar bien cimentadas, de lo contrario su figura caerá.

 

Una característica ejemplar de esta administración es la capacidad para generar contradicciones, una contradicción es bastante simple de entender, el término se refiere a expresar lo opuesto de lo que se afirma, un ejemplo claro es el siguiente:

El presidente López Obrador expresa que durante su administración no se permitirá un solo acto de corrupción, pero, dentro de su gabinete continúan personajes como Bartlett, el mismo individuo con propiedades millonarias que bajo justificaciones vanas, olvidó declarar; También es justo recordar a  Bejarano, el famoso señor de las ligas. ¿Acaso estos personajes no son el ejemplo claro de lo que anteriormente López combatía? o ¿Ahora es él quien define lo que es o no corrupción? Existe una frase mexicana muy popular: “Las escaleras se barren de arriba hacia abajo”, con esta simple premisa debería iniciar  la limpieza de la 4t. 

 

La metamorfosis que ha sufrido la moral de López durante el proceso de ser candidato presidencial a “presidente” es bastante notoria, antes predicaba soluciones y ahora exclama excusas. Antes el gobierno era responsable de los problemas que enfrentan los mexicanos, ahora el gobierno es una víctima del pasado. Contradicciones, excusas y culpas, es lo que hemos escuchado a casi un año del inicio de una mal llamada transformación; Por un lado grita a los cuatro vientos que los índices de  violencia van a la baja, algo difícil de notar cuando a diario se derrama sangre por todo el país, se dirige al pueblo pregonando que ayudará a los pueblos indígenas, pero se les asigna un presupuesto menor para sus necesidades, ahora ya no son gasolinazos, son ajustes inflacionarios, ya no hay nepotismo, ahora los familiares de personajes con cargos públicos cumplen en su totalidad con el perfil para ser integrados y lo más preocupante de todo, una ampliación de mandato pasó de ser algo inadmisible a un acto totalmente constitucional.

 

Ir en contra de lo establecido es una buena manera de realizar un cambio, siempre y cuando no se vean afectadas la constitución y las leyes, el más reciente experimento de MORENA llamado “Ampliación de mandato” es sólo un caso de prueba que puede ser el inicio de una descomposición de la democracia tal y como la conocemos, durante la llamada era neoliberal nunca se vio un acto tan autoritario por parte de un partido político: por un lado está el cinismo de justificaciones que se dan al pueblo y por otro, la falta de acciones tomadas por la “oposición”, que hasta el momento sólo se ha limitado  mostrado su desagrado e inconformidad. Ahora cuestionemos… ¿Acaso este fue un evento aislado?, ¿Pronto veremos más casos como este? Y sobre todo ¿Cuál es el objetivo de esta modificación? De buena o mala forma obtendremos respuestas a estas preguntas en los 5 años restantes que quedan del gobierno de Andrés.

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *