Ciencia y Tecnología

Los neuromoduladores, el futuro para controlar el Párkinson

#CienciaYTecnología
La técnica de neuromoduladores logrará en unos años más, controlar los temblores de los enfermos de Párkinson.

 

Notimex
Por Lucía Calderón

La técnica de neuromoduladores logrará en unos años más, controlar los temblores de los enfermos de Párkinson.

“Esa técnica se utiliza en Párkinson, en movimientos anormales, se utiliza mucho en cirugías de columnas fallidas, en el caso de Párkinson es sacándole temblores específicos y se van colocando los pequeños sensores, esto es más neuroquirúrgico, no tiene nada qué ver con la cirugía mínima invasiva. (Aunque en la actualidad) es tremendamente costoso”, explicó Enrique Gobbi, ortopedista y cirujano de columna.

Añadió que los avances tecnológicos aplicados al campo de la medicina, permiten en la actualidad tener una opción menos invasiva que la cirugía abierta, se trata de procedimientos quirúrgicos que reducen considerablemente las secuelas postoperatorias.

“Es un tratamiento del dolor mediante unos aparatitos, cirugía de modulación central, cirugía de modulación periférica. Son procedimientos de confort pero que no son quirúrgicos. Aparatitos que te ponen debajo de la piel y eso te puede generar un beneficio en relación a lo que es calidad de vida, que no tiene nada que ver con una cirugía abierta de columna que puede ser tremendamente invasiva”.

Se pueden programar esos aparatitos, para mejorar el síntoma del paciente, sin tener que operar. Se utiliza actualmente, pero su uso no está generalizado. Será una opción en el tratamiento de enfermedades de la columna.

“Eso es otro tema, que no tiene nada qué ver con la cirugía, la neuro modulación es a través de unos sensores que se ponen en determinados nervios puntuales con una especie de aguja de punción y un aparatito que se pone debajo de la piel”, reiteró.

En cuanto a la cirugía no invasiva de columna, es un tratamiento que reduce el tiempo y molestias en la recuperación del paciente.

“De cada 10 pacientes, sólo dos realmente necesitan mi asesoramiento, sea quirúrgico o no”, señaló el especialista.

Indicó que hoy los pacientes de 80 años plantean sus problemas y dicen “yo estoy bien, estoy clínicamente bien, quiero vivir mejor, quiero pasear, pero estoy limitado porque no puedo caminar más de 50 metros”.

“Porque tiene una enfermedad degenerativa, producto de la artrosis, del paso del tiempo, que hace que sus nervios estén apretados y no le permiten estar parado más de 15 minutos”.

“Eso hoy es muy común, muy frecuente, el 80 por ciento de las consultas es eso. El resto, se reparte en patología del adulto joven, hernias de disco, y todo ese tipo de cosas y patología y deformidad infantil”, detalló.

El especialista aseguró que la cirugía de columna tiene mala prensa, “yo pienso porque esto no es un cáncer, no es un tumor, no se va a morir porque tenga un problema en la columna, a lo sumo lo va a pasar mal”.

“Entonces, partiendo de la base de que la persona que se opera anda bien, no anda con un cartel diciendo ‘yo me operé de la columna y ando bien’, hace su vida y hace sus cosas y uno ni se entera”, explicó Gobbi.

“Ahora, la persona que anda mal, sí anda con un cartel acá diciendo ‘yo me operé de la columna y ando mal’, entonces eso hace, que esas personas continúen el resto de su vida vagando entre profesional y profesional, algunos le ofrecen solución mágica que no existe y se operan una y otra, y otra vez. Las secuelas que se generaron por esos procedimientos fallidos son irrecuperables”, dijo.

Apuntó que actualmente se busca identificar a los pacientes dentro de su entorno, verlos como un todo, para poder evaluar y definir quién sí es candidato a operarse, y quién no, dependiendo de los factores de comorbilidad, que refiere a edad, sexo, ambiente familiar, enfermedades como diabetes, osteoporosis o hipertensión.

“A través de la medicina predictiva, uno puede seleccionar los pacientes, cuáles son los candidatos a cirugía, sea mínima invasiva o no y cuáles son aquellos que se van a beneficiar con cirugía, porque es muy riesgoso por su comorbilidad, y son candidatos a modulación”, finalizó el médico.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *