Internacional

Sin recursos no se podrá abordar emergencia climática Gutérres

#Internacional
El mundo está lejos de otorgar a los planes de Desarrollo Sostenible los recursos necesarios, públicos o privados, para cumplir con la Agenda 2030.

 

 

Notimex

El mundo está lejos de otorgar a los planes de Desarrollo Sostenible los recursos necesarios, públicos o privados, para cumplir con la Agenda 2030, advirtió este jueves el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Gutérres.

“Casi un tercio de los países menos desarrollados sufren por sus altos niveles de deuda. La situación de los pequeños Estados insulares en desarrollo, que padecen el elevado costo de la devastación por eventos relacionados con el clima y se encuentran muy endeudados, es particularmente preocupante”, afirmó Gutérres.

En su discurso de apertura del Diálogo de Alto Nivel sobre Financiamiento al Desarrollo, celebrado en el marco del debate de la Asamblea General de la ONU, dijo que la Asistencia Oficial al Desarrollo ha disminuido y que las crecientes deudas soberanas limitan el gasto dedicado a avanzar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los ODS una iniciativa impulsada por la ONU para dar continuidad a la agenda de desarrollo a través de 17 objetivos y 169 metas propuestos como el cambio climático, la desigualdad económica, la innovación, el consumo sostenible, así como la paz y la justicia, entre otras prioridades.

En su cuenta oficial de Twitter, Gutérres escribió: “sin recursos, simplemente no podemos entregar el #GlobalGoals y abordar la emergencia climática. Necesitamos financiación adecuada, predecible y sostenible. Seamos más ambiciosos y proporcionemos financiamiento que permita que los mercados crezcan, que las empresas prosperen y que las personas vivan con dignidad”.

Para aliviar esta situación y encausar al mundo hacia un desarrollo sostenible y justo, Guterres llamó en su mensaje en la ONU a alinear el sistema financiero internacional con dichos Objetivos.

“Hay más de 200 mil millones de dólares de capitales privados invertidos en los mercados financieros globales que a menudo producen rendimientos insignificantes o incluso negativos. Estos fondos pueden canalizarse hacia proyectos de inversión sostenibles más productivos, quizá mediante instrumentos financieros innovadores”, aseveró Gutérres.

El funcionario, de origen portugués, reconoció que existen señales esperanzadoras, como el crecimiento de un 45 por ciento del mercado de fondos verdes, pero subrayó que hace falta mucho más.

Delineó cuatro pasos a seguir para financiar la Agenda 2030; el primero será eliminar los impedimentos para el financiamiento a largo plazo y alentar al sector financiero a tomar en cuenta los riesgos reales de las prácticas insostenibles.

Además, apoyar a los países en la movilización de recursos nacionales para financiar sus estrategias de desarrollo sostenible, así como revertir la exclusión de los servicios financieros que ha afectado a mucha gente, dando especial atención a las mujeres, sobre todo a las más pobres, a las emprendedoras y a las cabezas de familia.

Por último, convertir en un imperativo la cooperación internacional para acabar con la evasión fiscal, la corrupción y los flujos financieros ilícitos que cada año privan a los países en desarrollo de miles de millones de dólares de recursos.

Guterres precisó que los bancos multilaterales de desarrollo podrían promover el financiamiento mixto, reducir los riesgos de la aportación de recursos privados a proyectos clave y aportar fondos para infraestructura, especialmente en los países que captan suficiente inversión privada.

“Precisamos encontrar maneras de que el gran capital fluya hacia los proyectos pequeños”, enfatizó Gutérres.

Adelantó que el próximo mes convocará a 30 presidentes ejecutivos de cada región para lanzar la Alianza Global de Inversionistas para el Desarrollo Sostenible, que administraría casi 16 billones de dólares.

La ONU estima que hacen falta entre cinco y siete mil millones de dólares de inversión anual para conseguir los ODS, mientras que las proyecciones indican que el logro de esas metas generaría una derrama de 12 mil millones de dólares en la economía global y crearía 380 millones de empleos nuevos para 2030.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *