Internacional

Denuncian depredación de “capitalismo verde” en Honduras

#Internacional
La migración de hondureños y hondureñas hacia EU “no es casual” es resultado del “capitalismo verde”, forma en que las grandes empresas invaden territorios indígenas en Honduras y convierten a sus pobladores casi en esclavos.

 

Notimex
Por Diana Domínguez Galván

La migración de hondureños y hondureñas hacia Estados Unidos “no es casual” es resultado del “capitalismo verde”, una nueva forma en que las grandes empresas invaden territorios indígenas en Honduras y convierten a sus pobladores casi en esclavos, con la excusa de generar energías sustentables.

“En Honduras, desde el pueblo de Lenca, estamos viendo cómo todos nuestros ríos han sido concesionados para la energía limpia y se nos ha sometido a un grave nivel de violencia”-denunció Laura Zúñiga Cáceres, hija de Bertha Isabel Cáceres, activista asesinada en el año 2016.

Desde el Congreso Internacional “Medio Ambiente y Derechos Humanos” que organizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la hija de quien fuera galardonada con el Premio Goldman, denunció que en los últimos años han sido testigos de esta invasión sin poder defenderse, pues las leyes hondureñas han cambiado incluso para que los activistas sean tratados como delincuentes.

“Estamos viendo a nuestros compañeros y compañeras siendo asesinados o perseguidos por esta construcción de ‘energía limpia’” -enfatizó.

“Entonces, se crean discursos contra los pueblos indígenas porque dicen que están en contra del desarrollo y se crean narrativas sobre un desarrollo ajeno a esas comunidades” afirmó la activista.

Denunció que en aras de ese desarrollo son despojados de sus tierras, “nos están sacando de nuestro territorio para que seamos mano de obra barata o esclava”.

“Por eso no es casual que muchos hondureños y hondureñas estemos siendo parte de caravanas caminando en condiciones súper vulnerables por el territorio para llegar a Estados Unidos” -apuntó Zúñiga Cáceres .

Manifestó que en Honduras se está creando un marco jurídico que permite a las empresas actuar libremente, sin respeto de los derechos humanos y que criminaliza a los pobladores facilitando su persecución.

Además, reveló qué hay lugares en donde el 90 por ciento del territorio está concesionado para minería, además sea que todas las playas se están otorgando a la industria turística y quienes habitan ahí son desplazados.

“Muchas personas y comunidades están viviendo hambre a partir de las concesiones porque han sido sacados del mar, que era el territorio de donde ellos conseguían su comida” -reveló la activista.

Las leyes que se construyen para proteger a este que llamó el “capitalismo verde”, quitan el derecho a decidir de los pueblos y en dado caso que al Estado no le guste lo que determine la población, entonces se decide sobre esa población.

Cuando las poblaciones rechazan a las empresas que llegan a instalarse, las fuerzas militares del Estado atacan a las poblaciones.

“Compañeros de nosotros han sido asesinados por militares y a las denuncias no se les da seguimiento, se aplican leyes especiales a los militares y se genera impunidad”-dijo la activista.

También se han creado fuerzas paramilitares disfrazadas de cuerpos de seguridad que generan terror sobre la población que se ve indefensa.

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *