Cultura

Francisco Toledo vivo

#Cultura
El 5 de septiembre de 2019 fallece el pintor oaxaqueño Francisco Benjamín López Toledo a sus 79 años. Catalogado como artista del movimiento de Ruptura por las características de su pintura y diverso en su quehacer político

 

Edgar Vargas / @_EdgarVargas_
edgar.vargas@inperfecto.com.mx

 

 

 

El 5 de septiembre de 2019 fallece el pintor oaxaqueño Francisco Benjamín López Toledo a sus 79 años. Catalogado como artista del movimiento de Ruptura por las características de su pintura (aunque él se declara autónomo) y diverso en su quehacer político, Toledo mostró un firme compromiso con el arte mexicano.

 

En su juventud ingresó al taller de Arturo García Bustos (exalumno de Frida Kahlo), y ahí aprendió el oficio del grabado; posteriormente estudió en el taller de grabado del INBA, donde perfeccionó su técnica al estilo mexicano, pero necesitaba complementarla con un estudio universal, por lo que viaja a París en 1960, y descubre los movimientos que imperaban, así como a los artistas que sobresalían mundialmente. Es ahí donde comienza una serie de relaciones públicas que lo ayudarían a colocarse en la meca del arte.

Regresó a México por el cariño a su país y en aras de producir gráfica desde estas tierras. Es así, que funda Ediciones Toledo y el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca. Promovió el arte y la cultura en su tierra oaxaqueña, y gracias a sus peticiones se crearon diversos recintos culturales relacionados a la fotografía, el diseño textil, el arte en papel, el grabado y la pintura. 

 

Su obra se caracteriza por la combinación de seres vivos (andróginos) e inertes. Utiliza animales no típicos de la belleza occidental como gusanos, larvas e insectos, que convivieron con él desde su infancia. En el plano escultórico desarrolló bestiarios y aspectos amorales de los animales. Mezcló con todo esto diversas técnicas europeas aprendidas en Francia, especialmente utilizó el expresionismo abstracto para fundirlo con la conceptualización de la convivencia entre humanos y animales. Diverso en su técnica, exploró con la escultura en piedra, cera y madera, el fresco, el gouache, la acuarela y el óleo, entre otras.

Se encuentran obras de él en la Kunstnaneshus de Oslo, la New York Public Library, la Tate Gallery de Londres, en los Museos de Arte Moderno de París, Nueva York, Filadelfia y México. Según el INBA era el último artista vivo importante mexicano. 

 

Además de ser un gran artista, dedicó parte de su vida a la lucha política y a la defensa de las lenguas indígenas. Filántropo y activista de las reformas en su tierra, Toledo mostró un firme compromiso con su tierra y con sus indígenas, siendo un relevante activista social.

 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *