Arquitectura InPerfección Principal

NUESTRO HOGAR, UN RECORRIDO POR EL MUNDO Parte 6

#Arquitectura
La arquitectura de mampostería en seco es otra técnica de construcción muy extendida por la cuenca mediterránea.

 

 

Carlos Rosas C / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

 

John May ha realizado un trabajo extraordinario en su publicación “CASAS HECHAS A MANO Y OTROS EDIFICIOS TRADICIONALES”, continuemos en esta entrega conociendo éste gran trabajo, sobre edificios de Europa y Eurasia dentro de ésta serie dedicada a “NUESTRO HOGAR, UN RECORRIDO POR EL MUNDO”.

 

EDIFICIOS DEL MEDITERRÁNEO Y ORIENTE PRÓXIMO 

 

La cuenca del Mediterráneo está horadada por numerosas casas excavadas y casas-cueva de distintas formas, muchas de las cuales son ancestrales. La arquitectura de mampostería en seco es otra técnica de construcción muy extendida por la cuenca mediterránea, y se expresa con especial belleza en los trullos del sur de Italia.

 

La omnipresente tienda negra no solo da cobijo a los beduinos, sino también a los grupos nómadas de una inmensa área del norte de África, Oriente Próximo e incluso más allá. Ha logrado sobrevivir al mundo moderno, a diferencia de las casas de juncos de los árabes de las marismas de Irak, cuya cultura está gravemente amenazada. Las impresionantes casas-torre de Yemen y los ingeniosos captadores de viento de Irán constituyen toda una lección viva para los arquitectos modernos que quieren construir en climas cálidos y áridos donde el agua escasea.

 

CASAS-CUEVA, QUE CONFORMAN LOS SASSI DE MATERA AL SUR DE ITALIA

 

CASAS DE MAMPOSTERÍA: TRULLOS

 

Las casas de mampostería en seco con tejado cónico se construyen según técnicas prehistóricas y se encuentran por toda la región mediterránea y más allá. Siguen principios constructivos parecidos, aunque reciben nombres y tienen estilos diversos. 

 

Trullo es el nombre dado a las construcciones de este tipo que se hallan dispersas por el interior del valle de Itria, en la región de Apulia, al sudeste de Italia. Los Trullos de esta región son estructuras rectangulares con cubiertas piramidales truncadas o bien circulares acuminadas en forma ojival.

 

Solo hay concentraciones de Trullos en los barrios de Monti y Aja Piccola, de la localidad de Alberobello, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde han sobrevivido más de 1,600 en total, la mayoría de los cuales siguen habitados y en manos privadas en la actualidad. Los Trullos de la zona destacan por su planta rectangular y varias estancias rectangulares con cubierta cónica enlazadas por medio de arcos semicirculares.

 

Los Trullos de Alberobello se construyeron con piedra caliza toscamente labrada recogida en los campos de los alrededores, sin cimientos, directamente sobre la roca natural, y en seco (es decir sin mortero). Los muros dobles que conforman las estancias rectangulares tienen escombros en el interior, miden entre 1.5 y 1.8 m y están atravesados de pequeñas ventanas. Son muy gruesos, por lo que aportan frescor en verano y aíslan del frío en invierno.

 

Las cubiertas cónicas, que también son de doble pared, nacen directamente de los muros y se componen de hileras sucesivas de placas superpuestas de piedra caliza gris de unos 5 a 7 cm de grosor llamadas chiance o chiancarelle. Una vez finalizadas, las estructuras cónicas se sellan con un “sombrero” de enlucido que culmina en un pináculo. Los interiores disponen de acabados de madera, como por ejemplo, los marcos de las puertas o espacios con bóveda de cañón. Algunos de los Trullos de mayor tamaño disponen de un segundo piso creado con una plataforma de madera y al que se accede por una escalera de madera exterior. 

 

 

CASAS EXCAVADAS

 

La cuenca del mediterráneo alberga una de las mayores concentraciones de casas excavadas del mundo, algunas de las cuales han permanecido habitadas de forma ininterrumpida desde tiempos remotos. Los arqueólogos han encontrados las primeras viviendas excavadas en sentido horizontal por el hombre en la región de Anatolia y las islas cercanas del mar Egeo. Según el historiador A. T. Lutrell <<los pueblos mediterráneos han mostrado preferencia desde siempre por las cuevas y cavernas, naturales o excavadas, por su frescor y también por la protección que brindaban a viviendas, almacenes, puestos de venta, cisternas, iglesias, lugares de enterramiento o catacumbas>>.

 

Pueden encontrarse cuevas verticales en el sur de Francia, además de en otros puntos del Mediterráneo, mientras que las cuevas horizontales se extienden por España, Italia, Grecia, Marruecos, y muchas de las islas mediterráneas, entre ellas Sicilia y Malta; los restos hallados demuestran que estas viviendas se remontan al V milenio a.C. Su distribución está condicionada en gran manera por la geología, ya que se encuentran en lugares donde predomina la piedra caliza, la arenisca o las formaciones de tipo volcánico (en especial la toba).

 

Destacan tres emplazamientos de particular interés: los Sassi de Matera, al sur de Italia, las casas-cueva del norte de Andalucía y las extraordinarias casas-cueva y ciudades subterráneas de Capadocia, Turquía. El complejo de cuevas de los Sassi de Matera es el exponente más excepcional e inalterado de asentamiento troglodítico de toda Europa, ya que data del Paleolítico. Las cuevas se han excavado en la roca de toba local.

 

Una de las principales concentraciones de viviendas excavadas de España se sitúa en los altiplanos del norte de Andalucía. Las formaciones rocosas de la región son sedimentarias, de arenisca en estratos alternos de roca dura y blanda. La primera es impermeable al agua y proporciona un techo seguro, mientras que la blanda puede excavarse a mano. Existen cuevas en la zona que se remontan a la Edad del Hierro, miles de las cuales con el tiempo acogieron a los jornaleros y a sus familias hasta que el 75% de ellas fue abandonado a finales de la década de 1960 por el hundimiento de la economía local.

 

 

#InPerfecto

 

FUENTE

 

CASAS HECHAS A MANO Y OTROS EDIFICIOS TRADICIONALES.

ARQUITECTURA POPULAR

PAGINAS 70, 71, 72 Y 73

AUTOR: JOHN MAY

EDITORIAL: BLUME

PRIMERA EDICIÓN 2011

ISBN: 978-84-9801-523-2

 

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *