Cultura

Relato de hechos delictivos dieron a Isabel Quiroz Premio de Dramaturgia

#Cultura
Valentino Clemens y los chicos perdidos de Wonder-Nada se estrenó con la Compañía Nacional de Teatro.

 

 

Notimex
P
or Juan Carlos Castellanos

Los personajes de la pieza teatral Valentino Clemens y los chicos perdidos de Wonder-Nada vienen de familias rotas, que al encontrarse entre ellos se convierten en una sola para hallar su identidad, explicó su autora Isabel Quiroz.

La dramaturga dijo que ese es uno de los temas que la motivaron a escribir la obra, además de la inseguridad. “De joven yo viví en el estado de Veracruz, y había cosas que me preocupaban como la delincuencia y las desapariciones de jóvenes a diario”, relató.

A partir de esas preocupaciones, del fracaso y la soledad, surgió dicho texto con el que obtuvo el Premio Nacional de Dramaturgia Joven “Gerardo Mancebo del Castillo” 2018, que la noche de ayer martes tuvo su estreno en el Foro La Gruta.

“Haber recibido ese premio, y que se haya estrenado con la Compañía Nacional de Teatro en un espacio del Centro Cultural Helénico, es algo que jamás hubiera soñado, ni imaginado”, señaló la autora.

Quiroz enfatizó que la obra se basa en sus propias experiencias y en las de su grupo de amigos que también escriben teatro. “Veíamos que nuestra situación no tenía oportunidades, y en ese contexto nuestros amigos estaban muriendo, víctimas de los índices delictivos”, aseveró.

En ese sentido, destacó que las anécdotas que se cuentan son reales y personales. Más allá de una investigación, agregó, sí hay una construcción de los personajes y referentes muy claros de nosotros, a partir de eso construí el texto.

Durante un encuentro con representantes de medios de comunicación, la joven dramaturga destacó que con el cúmulo de experiencias vividas pudo construir personajes, y a la vez, las circunstancias actuales respondían a las características que cada uno de esos personajes tienen.

Relató: “llegué a casa de mis tíos en Xalapa a los 15 años de edad. Cuando ingresé a la Facultad de Teatro me mudé y comencé a vivir sola; algo sucedió con el grupo que yo estudiaba, muchos eran de otros estados que llegaban a estudiar y así se generaron fuertes lazos de amistad”.

Tras esa evocación, Isabel Quiroz subrayó que esos compañeros y ella pronto se convirtieron en un grupo de personas que todo el día se veían, convivían y trabajaban. “Cuando salimos de la facultad ya fuimos aliados, y desde entonces nuestra amistad se volvió más sólida”, enfatizó.

Ante las penurias económicas, la amistad tomó un perfil más humano. Cuando alguien no tenía ni para comer, los demás ayudaban, y fue así como el concepto de amistad se tornó férreo, “sin embargo, estar fuera de casa granjeó a cada uno de nosotros cierta soledad”.

El mensaje que la autora vio en su texto al terminarlo, incluso para ella misma, es que al final hay una luz, algo que puede ser esperanzador. “La historia se va contando a partir de los recuerdos que tiene ‘Valentino’ con sus amigos; él es el único que no muere”, acotó.

Bajo la dirección de Mahalat Sánchez, Valentino Clemens y los chicos perdidos de Wonder-Nada cuenta con la actuación de Ana Paola Loaiza, Carlos Oropeza, Fernando Huerta Zamacona e Ichi Balmori; en tanto que escenografía e iluminación están a cargo de Félix Arroyo, el vestuario de Giselle Sandiel, y música original de Carlos Matus y Edwin Tovar. Se presentará en La Gruta todos los martes a las 20:30 horas, hasta el 10 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *