Cultura

Destaca muestra obra de Angelina Beloff sobre su hijo con Diego Rivera

#Cultura
El resto de los grabados muestran su aportación al arte en México

 

 

Notimex

Un total de 18 obras de la artista Angelina Beloff, de un acervo de 47 que se mantienen en resguardo para su conservación porque la mayoría fue realizada en papel, se exhiben al púbico como parte de las celebraciones del 25 aniversario de El Olmedo en septiembre.

Los trabajos de ilustración los desarrolló la artista durante el periodo que vivió en Francia, y se complementan en un diálogo con tres oleos de Diego Rivera, creados durante el periodo en que vivieron juntos.

La pareja se conoció en 1909 en Brujas, Bélgica, cuando la amiga de ambos, María Blanchard, los presentó, tras lo cual sostuvieron una relación sentimental de más de 10 años que dio como fruto a su hijo Diego Miguel Ángel Rivera Beloff, quien murió al año de haber nacido debido a una neumonía.

Después de su separación del creador mexicano, en 1921, Angelina Beloff, una mujer preparada, continuó con la producción de imágenes para ilustrar libros de autores diversos y en 1945 escribió Muñecos animados, el cual documenta la historia, técnica y función educativa del teatro de muñecos.

Entre los grabados que pueden admirarse en el Museo Dolores Olmedo, también con motivo de los 140 años de la autora (23 de junio) y los 50 años de su fallecimiento, en diciembre próximo, están El soldadito de plomo, de Hans Christian Andersen; Ariane, la joven rusa, de Claude Anet; y Encender una hoguera, de Jack London.

Las temáticas de sus grabados en madera se basaban en los cuentos de hadas y en el folklor ruso, con una simplicidad de la imagen para un mayor impacto y, en muchos casos, presenta objetos que aluden a su simpatía por las artesanías y al análisis de los elementos decorativos que abundan en las aldeas del campo ruso.

En sus ilustraciones, donde se aprecian rasgos característicos de su obra como armonía, el equilibrio entre formas y color, destaca Maternidad, una representación de ella amamantando a su recién nacido, Diego Miguel, quien falleció a los 14 meses a causa de una neumonía en medio de un crudo invierno.

Mientras que los óleos de Diego Rivera seleccionadas son La noche de Ávila (1907), que representa el periodo en que se conocieron los artistas; el Retrato de Angelina (1918), donde se aprecia la influencia de Goya; y Cuchillo y fruta frente a la ventana (1917), que al reverso tiene la leyenda escrita en francés: “A tres días de la muerte de Diego Miguel Ángel Rivera Beloff.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *